Mala Memoria

ALTERACIONES DE LA MEMORIA EN EL ENVEJECIMIENTO NORMAL

Mala Memoria

Cuando se habla de mala memoria, se hace referencia a los déficits o dificultades que puede presentar una persona en relación a esta función cognitiva. La memoria puede verse disminuida por la edad, es decir que ciertas alteraciones en la misma forman parte del propio proceso de envejecimiento fisiológico del cerebro de una persona o son consecuencia de ciertas patologías como las enfermedades neurodegenerativas.

La memoria es una de las funciones cognitivas más importantes de los seres humanos y por ello un déficit de la misma repercute en la vida diaria de manera considerable. Esto se debe tanto por la necesidad de recordar experiencias vividas en el pasado, como de aprender información nueva necesaria para una adecuada adaptación.

Se trata de un proceso complejo en el que intervienen diferentes estructuras, circuitos y transmisores del sistema nervioso central, lo que la hace especialmente vulnerable al paso de los años. Resulta difícil diferenciar entre una pérdida de memoria propia de la edad y el límite patológico, excepto en los casos muy manifiestos, ya que a partir de los 50 años se produce un declive que no es homogéneo en todas las áreas. 

Los cambios producidos por el envejecimiento no afectan del mismo modo a todos los individuos, ya que la constitución genética, la alimentación, el modo de vida y otros factores influyen en la salud y en el funcionamiento del sistema nervioso.

Características del envejecimiento normal

El envejecimiento denominado normal hace referencia a aquel que es experimentado por la mayoría de la población, en el cual, si hay presencia de declive en las funciones cognitivas, se debe a los cambios que se producen en el cerebro sano por el propio proceso de envejecimiento. 

El envejecimiento en una persona tiene efectos en el sistema nervioso, ya que la pérdida de masa del tejido causa cierta atrofia de la médula espinal y del encéfalo y el peso de este último disminuye. Ello se debe a que la cantidad de neuronas disminuye y las restantes presentan menos dendritas y cierto grado de desmielinización, lo cual genera que la conducción nerviosa sea más lenta.

Es decir, que en el envejecimiento saludable disminuye el volumen cerebral, ya que las neuronas comienzan a hacer menos sinapsis entre sí, por lo cual, aumentan los tiempos de respuesta y reacción y los reflejos se tornan más débiles.

Alteraciones de la memoria en el envejecimiento normal

Las siguientes modalidades de la memoria se ven disminuidas en el envejecimiento fisiológico normal. Cabe aclarar que las alteraciones que se presentan son leves y no interfieren en la funcionalidad en la vida diaria del adulto mayor.

  • Memoria episódica: consiste en el recuerdo de momentos y lugares, emociones de hechos y experiencias de la vida que se pueden evocar de forma muy nítida y que están sujetos a parámetros espaciotemporales. Son recuerdos personales y autobiográficos. Se debe prestar mucha atención a esta función, ya que a partir del nivel de afectación que se observe en la misma, se tiene información acerca de si se trata de deterioro cognitivo que representa una patología o no. 
  • Memoria de trabajo: está muy vinculada con la atención y se refiere a la capacidad de retener cierta información en la conciencia para responder a un problema específico y luego esa información desaparece. 
  • Memoria prospectiva: contiene información de actividades o planes que se realizarán en un futuro, ya sea próximo o lejano. Implica recordar el momento, la situación y la actividad a llevarse a cabo. 
  • Memoria a largo plazo: Se trata de un almacenamiento duradero, ya que la retención de la información no es transitoria, sino que se da en un tiempo prolongado. En este tipo de memoria se almacenan los datos que se acumulan a lo largo de toda la vida del sujeto.

Alteraciones de la memoria en el envejecimiento patológico

A diferencia del envejecimiento saludable, en el envejecimiento patológico si hay pérdida neuronal que comienza en una determinada zona del cerebro, denominada hipocampo, la cual está muy ligada a la memoria. Por ello, la memoria es la función cognitiva que primero se ve afectada en las enfermedades neurodegenerativas.

Deterioro cognitivo leveLa primera fase de envejecimiento cerebral patológico se denomina deterioro cognitivo leve, el cual hace referencia a un déficit objetivo en el funcionamiento cognitivo del individuo. Este declive es reconocido por el individuo, ya que el mismo percibe que tiene problemas de memoria o en alguna de las demás funciones cognitivas y ello le genera malestar. Además, el deterioro se ve evidenciado en las pruebas neuropsicológicas cuando se somete al individuo a un proceso de evaluación. El cuadro clínico del deterioro cognitivo leve incluye:

CUADRO CLÍNICO DEL DETERIORO COGNITIVO LEVE

Enfermedades neurodegenerativas: demencias

Las demencias se producen como consecuencia de la atrofia del sistema nervioso central. La más frecuente es la enfermedad de Alzheimer, ya que representa entre el 60 y el 70% de todos los casos de demencia. Las pérdidas cognitivas que genera difieren ampliamente de aquellas que naturalmente se producen con el envejecimiento normal, tanto por la intensidad de las manifestaciones como por el tipo de funciones afectadas.

Los síntomas y signos que presentan los pacientes que padecen Alzheimer son los mismos de las demencias en general, con una afectación especial del área cognitiva, sumado a alteraciones psicológicas y del comportamiento

Este tipo de demencia impacta directamente en las funciones cognitivas, como la memoria, el pensamiento, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje, el juicio, la orientación y la comprensión.

Alteraciones de la memoria en la enfermedad de Alzheimer

Se caracteriza por olvidos, repetición de preguntas e historias, pérdida de objetos o colocación de objetos en lugares erróneos y distorsiones de la memoria

En primer lugar, se encuentra afectada la memoria de fijación, es decir la relacionada con los hechos inmediatos y aunque el paciente sea capaz de recordar los sucesos más antiguos, en etapas más avanzadas de la enfermedad estos también se verán afectados. Ello se debe a que se dificulta el recuerdo de los acontecimientos relevantes de la vida y se obstaculiza la capacidad para aprender cosas nuevas en el paciente. 

La alteración de la memoria repercute en la orientación del paciente y ello genera que el mismo se encuentre desorientado en tiempo, espacio y en relación a su persona y a los que lo rodean. Algunos pacientes no se dan cuenta de los olvidos, mientras que otros son conscientes de los mismos y ello les genera frustración y ansiedad.

En las primeras fases de la enfermedad, la pérdida de memoria puede pasar desapercibida, pero gradualmente este déficit comenzará a interferir en la vida cotidiana.

Estrategias para mejorar el rendimiento de la memoria 

Estrategias generales

Las estrategias de memoria son un conjunto de operaciones cognitivas utilizadas para mejorar el rendimiento y la eficacia en las distintas fases que constituyen el proceso de la memoria. Las mismas pueden clasificarse en varios tipos:

  • Estrategias de repetición: constituyen las estrategias de elaboración de información más superficial y en cierta medida puede mejorar el almacenamiento de la información. Está formado por tareas como la copia, el repaso de algún tema y la repetición mental.
  • Estrategias de centralización: implica extraer la información fundamental con el fin de reducir el material que se debe almacenar. Supone sintetizar la información que será almacenada definitivamente, lo que facilita el proceso de aprendizaje. Para ello, es importante hacer una lectura global de la información general y posteriormente sustraer los datos relevantes. Ejemplos de estas estrategias son la realización de subrayado y esquemas.
  • Estrategias de organización: se basan en la realización de una modificación o integración de la información que se debe recordar en unidades más pequeñas, pero con un significado que facilita la retención. Entre las estrategias de organización, pueden distinguirse el agrupamiento, la categorización y la jerarquización.
  • Estrategias de elaboración: consisten en asociar la nueva información que se pretende almacenar con datos ya conocidos de los que dispone la persona para favorecer el aumento del significado de la información que se busca retener y por lo tanto, su almacenamiento. Ejemplos de este tipo de estrategias lo constituyen la elaboración de analogías o metáforas que permiten comparar e integrar información.

Técnicas específicas

Las técnicas de memoria, también denominadas métodos mnemotécnicos, son procedimientos específicos utilizados para memorizar un material concreto. Algunas de las técnicas más conocidas son las siguientes:

  • Visualización: consiste en la elaboración de imágenes mentales en ausencia del objeto. La cantidad de tiempo que se dedique a la visualización potencia un almacenamiento de mayor profundidad. 
  • Técnica de los lugares: implica visualizar un recorrido espacial muy familiar, como por ejemplo el recorrido de la casa al trabajo, con el fin de asociar cada uno de los elementos que se deben recordar de un lugar concreto del recorrido. El mismo debe ser secuencial, organizado y fijo, con el fin de que se produzcan el menor número de errores posibles. 
  • Técnicas verbales: se utiliza el lenguaje con la finalidad de proporcionar mayor significado a lo que se pretende almacenar en la memoria. Las técnicas son variadas:
  • Unión de las letras iniciales de las palabras que se quieren recordar, formando acrónimos o acrósticos. 
  • Método de la cadena: se utiliza para la memorización de un listado de palabras, donde cada una de las palabras de la lista constituye un elemento facilitador o palabra clave para la recuperación de la siguiente.
  • Creación de rimas: consiste en la elaboración de frases que incluyan rimas o semejanzas sonoras entre las palabras que deben ser recordadas.
  • Palabra gancho: se basa en la asociación de un listado de palabras a una secuencia ya aprendida y automatizada. De esta manera, la recuperación de la palabra gancho favorece el acceso a la palabra o palabras que se pretenden recordar. 
  • Recuerdo de nombres: el olvido de los nombres de personas suele ser una queja bastante frecuente en los adultos mayores. Frente a ello, las estrategias consisten en focalizar la atención en el momento en que otra persona nos dice su nombre y repetirlo varias veces a lo largo de la conversación para consolidar la huella mnésica. También, se puede asociar el nombre actual con el de otra persona ya conocida que posea el mismo o asociar la imagen de la persona con otra imagen similar, visualizándolo mentalmente.

Publicado Por: Clara Espeche – Martín Jozami

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Chatea con nosotros