Epilepsia: problemas educativos y de aprendizaje

Epilepsia

Epilepsia: problemas educativos y de aprendizaje

La epilepsia es un síntoma complejo generado por múltiples procesos patológicos del cerebro. Es caracterizado por la descarga ocasional (paroxística), desordenada y excesiva de neuronas, que se pueden detectar a través de las manifestaciones clínicas, de los registros electroencefalográficos (EEG) o de ambos.

Epilepsia: Problemas educativos y de aprendizaje

Existe un fenómeno peri-ictal que manifiesta una directa y relación entre la descarga ictal y los problemas de aprendizaje o educativos, al que se denomina «deterioro cognitivo transitorio». Este constructo nació en las primeras observaciones, si bien la descarga epiléptica generalmente derivará en síntomas clínicos observables, tales como automatismos, movimientos o la pérdida de conciencia (crisis). Por otro lado, también se encontró que la descarga epiléptica en el EEG ocurre sin síntomas clínicos observables, incluso en personas que no se sabe que sufren epilepsia. 

Schwab demostró la posibilidad de descargas en el EEG, no acompañadas de crisis, pero con cambios temporales en las funciones corticales superiores. Se descubrió que el “deterioro cognitivo transitorio” es una crisis con deterioro de la función cognitiva como único síntoma. Se lo suele considerar como una forma subclínica de la crisis de ausencia, sin embargo, se lo describe también como  en las epilepsias parciales.

El deterioro cognitivo transitorio se ha estudiado en profundidad por un largo tiempo y el concepto explica el deterioro de los patrones de conducta complejos, como las dificultades episódicas de aprendizaje y las alteraciones durante las pruebas de inteligencia. Debido al impacto significativo del deterioro cognitivo transitorio, algunos autores recomiendan la combinación del registro de EEG con las pruebas psicológicas en cualquier paciente que muestre una conducta irregular.

Los efectos indirectos de la epilepsia pueden desembocar en un gran impacto sobre el aprendizaje. Los niños con epilepsia como grupo, tienen una mayor probabilidad de desarrollar problemas de aprendizaje. Sin embargo, dichos «problemas de aprendizaje/educativos» han sido utilizados como una categoría mal definida y no hay unanimidad en los métodos de evaluación. Como consecuencia, las estimaciones de prevalencia de los problemas de aprendizaje/educativos en niños con epilepsia difieren mucho.

Alrededor de un tercio aproximadamente recibe alguna forma de ayuda educativa particular. Varios autores han dado cuenta del bajo rendimiento académico en niños con epilepsia en relación con sus propias capacidades. Si bien, es factible suponer que las actitudes y la conducta de los padres influyen en la conducta de aprendizaje y en el rendimiento educativo del niño, sin embargo, los déficits cognitivos específicos también pueden ser responsables de los problemas de aprendizaje y bajo rendimiento. 

Un dato a tener en cuenta: Un procesamiento complejo de la información provocará lentitud en tareas aceleradas, en rápida toma de decisiones y en dificultades de atención y concentración. Estos fenómenos son ya muy relacionados a la epilepsia, y pueden ser ejemplos de efectos directos de la epilepsia, provoado por variables tales como la localización del foco epileptogénico, la actividad de las crisis y los efectos colaterales de la medicación antiepiléptica en el sistema nervioso central. 

Resulta muy importante prestar atención en el desempeño escolar, independientemente de su origen, ya que puede tener un impacto considerable sobre la autopercepción del niño con epilepsia, y puede llevar a menores oportunidades de empleo y de posibilidades de ingresos en la adultez.

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Chatea con nosotros