Apraxias: definición, características, causas y evaluación

Apraxias

Apraxias: definición, características, causas y evaluación

Las praxias constituyen una de las funciones cognitivas superiores y se pueden definir como movimientos organizados, de mayor o menor dificultad, que persiguen un objetivo. 

Los trastornos de las praxias se denominan apraxias y son causados por daño cerebral. Las mismas se pueden definir como la incapacidad para ejecutar actos motores previamente aprendidos, en ausencia de parálisis, trastorno sensorial o ataxia y en presencia de buena comprensión, colaboración y atención del sujeto. 

APRAXIAS PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS

Entonces, son trastornos de la actividad gestual que afectan a los movimientos que persiguen determinado fin y/o a la capacidad para la manipulación de objetos, que no se explica por lesión motora o sensitiva, ni por alteración intelectual.

Se trata de trastornos en la ejecución de movimientos aprendidos en respuesta a un estímulo que normalmente desencadenaría el movimiento. El diagnóstico de apraxia se realiza cuando los sistemas aferentes y eferentes requeridos para tal movimiento se encuentran intactos y en ausencia de trastornos atencionales o falta de cooperación por parte del individuo. Esto no significa que los pacientes apráxicos no puedan tener trastornos motores, lingüísticos y/o perceptuales adicionales, sino que los mismos no son lo suficientemente graves para justificar la apraxia.

Las apraxias son, por lo tanto, un trastorno en la capacidad de integración sensoriomotora que sólo se presenta en las áreas de asociación cerebrales.

Manifestaciones clínicas de la apraxia

Se pueden distinguir cuatro manifestaciones clínicas de la apraxia:

apraxias manifestaciones clinicas

En los casos más graves, el paciente presenta dificultades en el manejo de los objetos, sin embargo, lo más frecuente es que sea incapaz de realizar un movimiento determinado bajo la orden verbal del examinador, pero que lo realice de forma correcta en su ambiente natural. Es decir, que el paciente posee las condiciones para ejecutar correctamente el movimiento e incluso lo hace en diversas circunstancias, pero fracasa cuando el acto debe llevarse a cabo por orden del examinador.

Apraxias: causas, evaluación y clasificación

Las apraxias se producen por daño cerebral causado por lesiones en diferentes áreas del cerebro: área premotora, área premotora suplementaria, lóbulos occipitales, lóbulos parietales, lóbulos temporales, núcleos grises basales, cuerpo calloso y tálamo. 

Se clasifican en motoras y espaciales, las cuales a su vez, presentan varios subtipos:

APRAXIAS MOTORAS

Entonces, se trata de un tipo de trastorno motor con una frecuencia muy alta en casos de daño cerebral, especialmente parietal, pero puede pasar desapercibida si no se realiza un examen completo de ella. Una evaluación minuciosa de los trastornos apráxicos tiene un enorme valor en el diagnóstico clínico y por ello, a la hora de realizar la evaluación, es muy importante determinar qué tipo de errores presenta el paciente, ya que ello ayuda en el diagnóstico.

Es fundamental evaluar tanto el sistema conceptual, que se refiere al conocimiento que el sujeto tiene de las acciones relacionadas con los objetos, como el sistema productor, que está implicado en la generación de acción y movimiento. 

El sistema conceptual se puede evaluar pidiéndole al sujeto que señale los objetos útiles para realizar una determinada función o mediante el reconocimiento de acciones, que consiste en mostrarle al paciente un movimiento o acción con el fin de que determine si es correcto o no.

Para evaluar el sistema productor, se le puede pedir al paciente que realice movimientos con significado y sin significado, ambos con orden verbal e imitación. Entre los movimientos con significado se destacan saludar, negarse, cepillarse los dientes, peinarse, cortar con tijeras, entre otros. Y los movimientos sin significado que se pueden solicitar al paciente en la evaluación pueden ser: colocar el dorso de la mano sobre la frente, colocar la mano sobre el pecho, hacer un círculo en el aire, colocar la palma de la mano en la nuca, entre otros. A su vez, se pueden solicitar otros movimientos específicos para conocer de qué tipo de apraxia se trata. 

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Chatea con nosotros