Rehabilitación de la conducta de Heminegligencia

Heminegligencia

Rehabilitación de la conducta de Heminegligencia

La negligencia es una alteración neurológica que afecta de forma selectiva en los procesos atencionales. En este artículo hablaremos sobre la Rehabilitación de la conducta de Heminegligencia.

Se caracteriza porque el sujeto ignora sistemáticamente la mitad de su espacio atencional extra personal, como consecuencia de lesiones en uno de los hemisferios. Suele manifestarse por la incapacidad para procesar información sensorial y motora proveniente del espacio opuesto a la lesión cerebral.

En casos más graves se presenta una incapacidad total para prestar atención a los estímulos situados en el lado opuesto al de la lesión.

En aquellos más leves se produce el fenómeno de la extinción, el cual consistente en la incapacidad para prestar atención o realizar actividades motoras intencionales en relación al espacio opuesto al de la lesión, únicamente cuando el sujeto tiene que prestar atención a la totalidad del espacio atencional.

Resulta importante aclarar que en la actualidad se prefiere utilizar el constructo “Conducta de heminegligencia”.

La heminegligencia es un trastorno atencional que se produce generalmente tras lesiones del hemisferio derecho, sin embargo, en ocasiones también puede presentarse tras lesiones del hemisferio cerebral izquierdo, pero estos casos son de menor gravedad con un mejor pronóstico.

La gravedad de este síndrome causado por lesiones del lóbulo parietal derecho se debe al hecho de que es responsable del procesamiento del espacio alopsíquico o extrapersonal.

Este síndrome hace referencia a un conjunto de conductas que afectan la vida del individuo en relación a sí mismo y al mundo que lo rodea.

Por otro lado, no es sólo un trastorno visual, auditivo o motor, sino también de la búsqueda, la detección, la escucha y la exploración en una mitad del espacio. Es decir, es una patología del sistema atencional.

Rehabilitación

Rehabilitación de la conducta de Heminegligencia: A partir del seguimiento de pacientes padecientes de heminegligencia demostraron que entre los 8 y 12 meses posteriores, el síndrome persiste en un tercio de los casos, demostrando la importancia de la implementación de programas de rehabilitación en esta población. 

Los primeros programas para tratar a las personas con este síndrome surgieron hace aproximadamente cuatro décadas, los cuales estaban basados en enseñar a los pacientes a orientar su atención visual hacia el hemiespacio contralateral a la lesión por medio de estrategias compensatorias, tales como la utilización de los dedos para guiar la atención, trazar una línea roja en la parte izquierda de la hoja, entre otros. 

La finalidad de estos programas era mejorar la exploración visual en actividades como escribir, leer, comer y caminar.

Sin embargo, si bien se alcanzaron resultados positivos con dichas técnicas de orientación de la atención visual y se observaron una mejoría en la ejecución de estas actividades, la generalización a otras tareas de la cotidianeidad fue deficiente. 

A continuación, se realizará una revisión de los principales programas de rehabilitación para personas con heminegligencia, los cuales no son específicos a los tipos de heminegligencia, sino que se que se han enfocado en tratar algunos de los síntomas de este síndrome. 

Aumento en el nivel de conciencia del déficit

Esta intervención parte del supuesto de que uno de los principales síntomas de la heminegligencia es la falta de conciencia de la enfermedad.

Estas personas no suelen ser capaces de percibir las consecuencias negativas que su heminegligencia desencadena en el desarrollo de las diferentes actividades de la vida cotidiana, como comer, vestirse, bañarse, leer y escribir.

En la gran mayoría de programas suelen realizarse las siguientes actividades: 

• Ofrecer información a la persona acerca de su enfermedad. 

• Dialogar con el paciente acerca de sus capacidades antes y después de la enfermedad. 

• Incentivar a la persona a realizar tareas cotidianas que le resulten agradables. 

• Implementar la retroalimentación tanto visual como verbal con el objetivo de que la persona pueda observar su desempeño al efectuar diferentes actividades. 

• Examinar con la persona su rendimiento en las diferentes actividades de la vida diaria. 

• Compartirle estrategias compensatorias. 

• Reintentar las actividades empleando las estrategias aprendidas. 

• Discutir acerca de las posibles adversidades que puedan surgir en la vida cotidiana y las estrategias que se podrían implementar para solventarlas. 

• Aplicar lo aprendido a otros contextos.

Rehabilitación de la conducta de Heminegligencia

Estimulación vestibular calórica (EVC)

La EVC (irrigar con agua helada el oído externo contralateral) opera sobre la heminegligencia personal, extrapersonal, anosognosia y hemianestesia, lo cual aumenta el nivel de atención selectiva destinado a las partes del cuerpo y del espacio extrapersonal contralateral la lesión cerebral.

Lo mencionado permite también la ejecución de movimientos hacia la mitad del campo visual ignorado y, por consecuencia, la disminución de la conducta de heminegligencia y de trastornos relacionados.

Técnica de eye patching

Diversos hallazgos neuroanatómicos, neurofisiológicos y neuropsicológicos han demostrado que los colículos superiores de ambos hemisferios cerebrales cumplen un rol destacable en los movimientos de orientación de los ojos, la cabeza y el cuello en forma de respuesta a la estimulación sensorial proveniente del espacio extrapersonal.

Es así como la información producida por los hemicampos visuales izquierdos genera una estimulación del colículo superior derecho que, al mismo tiempo, resulta en un movimiento de orientación hacia el lado izquierdo, mientras que información que proviene de los hemicampos derechos estimula el colículo superior izquierdo y desencadena en una respuesta de orientación hacia el lado derecho. 

La heminegligencia es producida como resultado de la desinhibición de los mecanismos de orientación del lado no afectado del cerebro debido a un desequilibrio entre ambos hemisferios.

Esto quiere decir que, una persona con una lesión derecha presentaría una sobre activación del hemisferio izquierdo y del colículo superior de ese mismo lado.

La sobre activación del colículo superior izquierdo induciría que la persona dirigiera constantemente los ojos hacia el lado derecho, omitiendo los estímulos provenientes del campo visual contralateral a la lesión. 

¿Cómo aumentar la llegada de información visual al hemisferio derecho en la Rehabilitación de la conducta de Heminegligencia?

Considerando a los postulados anteriores como base, se pensó que podrían existir dos maneras de aumentar la llegada de información visual al hemisferio derecho e inhibir a la vez la sobreactivación del hemisferio izquierdo: 

  1. tapar el ojo derecho con la finalidad de que la información de la vía contralateral que proviene del campo visual izquierdo llegue al colículo superior derecho y produzca una respuesta de orientación hacia el lado izquierdo; 
  2. o tapar los hemicampos derechos de cada ojo con el objetivo de bloquear el paso de la información hacia el hemisferio izquierdo. De esta forma, el paciente sólo recibirá información proveniente de los hemicampos izquierdos hacia el hemisferio derecho, produciendo una respuesta de orientación por parte del colículo superior derecho hacia el lado izquierdo, esto en consecuencia mejoraría la heminegligencia.

Entrenamiento en visualización y movimientos en imaginación

Varias investigaciones neuropsicológicas sostienen que la heminegligencia está relacionada con una alteración de la representación interna del espacio.

Sin embargo, los programas de rehabilitación orientados a mejorar la heminegligencia nunca se preocuparon por mejorar la representación interna del espacio en estos sujetos.

Smania, Bazoli, Piva y Guidetti en 1997 crearon un programa de rehabilitación basado en el entrenamiento en visualización y movimientos en imaginación en dos pacientes con heminegligencia. El entrenamiento consiste en las siguientes tareas:

  • Tares de imaginación visual
  • Descripción de una habitación
  • Descripción de un camino
  • Descripción de áreas geográficas
  • Tareas de imaginación de movimientos
  • Imaginación de posturas
  • Imaginación de secuencias de movimientos
  • Activación del miembro contralateral

Aprende más sobre Terapia Neurocognitiva

A continuación te comparto algunos videos relacionados a memoria, atención, alzheimer, deterioro cognitivo leve, Rehabilitación de la conducta de Heminegligencia. Puedes seguirnos en nuestro canal de Youtube

Evaluación Neurocognitiva

Cómo tener mente y cuerpo sano

La importancia del sueño y la vigilia

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Chatea con nosotros