Clasificación de la Memoria en función a la intencionalidad

Clasificación de la memoria

Clasificación de la Memoria en función a la intencionalidad

La clasificación de la memoria en función a la intencionalidad es otra clasificación que es distinguida por diversos autores, en torno a estudios de la memoria, donde se tiene en cuenta la intencionalidad ya que, por un lado, existe una voluntaria (Memoria explícita) y, por otra parte, una involuntaria (Memoria implícita):

Lectura recomendada: Sistemas de memoria cerebral

Memoria intencionalidad

Memoria implícita

Este tipo de memoria se refiere a un almacenamiento y recuperación de los datos sin intención o inconsciente. Los mismos se basan en hábitos perceptivos y motores debido a que se encuentran ligados a la adaptación y a la supervivencia de las especies, y se activan de manera automática.

Diversos autores, la denominan también como memoria no declarativa. Asimismo, se destaca que la persona no recuerda la forma en que aprendió dicha información a pesar de que demuestra saberla, ya que la construyó de manera lenta y por medio de la repetición de muchos ensayos. Es un tipo de almacenamiento independiente a la conciencia del sujeto y a su voluntad. 

Por lo general, es una memoria fiel y de larga y rígida duración, que va siendo integrada al sujeto de manera gradual y se complejiza con la práctica. Ejemplo: caminar, usar una bicicleta, reconocer rostros familiares/conocidos, cepillarse los dientes, vestirse, entre otros. 

Memoria Implícita

Memoria explícita

La Memoria Explícita (o, también llamada declarativa), engloba recuerdos que son deliberados, intencionales y pueden ser accesibles a nivel consciente en forma de representaciones o imágenes mentales. 

Incluyen dos tipos de datos: aquellos relacionados a los conocimientos globales o del mundo (Memoria semántica) y los que se ligan a experiencias o eventos personales (Memoria episódica). Por lo general, esta información es de fácil expresión verbal u oral y se diferencia de la implícita ya que la que nos encontramos describiendo se caracteriza por ser flexible y cambiante. 

Asimismo, permite que la persona aprenda mediante comparaciones y la adquisición de datos, en un proceso cada vez más complejo. Ejemplo: recordar una receta de cocina o una clase de alguna asignatura, recordar el horario de una reunión, entre otros.

Memoria Explícita

Aprende más sobre Terapia Neurocognitiva

A continuación te comparto más información sobre la terapia neurocognitiva, alzheimer, deterioro cognitivo leve y mucho más. Te invito a seguirnos en nuestro canal de Youtube

Evaluación Neurocognitiva

Cómo tener mente y cuerpo sano

La importancia del sueño y la vigilia

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Chatea con nosotros