¿Cuáles son las fases que atraviesa una persona que padece la Enfermedad de Alzheimer?

Consecuencias del alzheimer

¿Cuáles son las fases que atraviesa una persona que padece la Enfermedad de Alzheimer?

La Enfermedad de Alzheimer (E.A.) es un tipo de patología neurodegenerativa la cual abarca hasta un 70% de todos los casos demenciales. El daño neuronal que se produce en las demencias incide permanentemente en una alteración del funcionamiento cognitivo. A su vez, esta evolución de la Enfermedad de Alzheimer, puede observarse en tres fases:

  • Fase Leve

Se identifica cierta pérdida en la memoria y habilidades cognitivas; sin embargo, este déficit se manifiesta casi imperceptiblemente, lo que conlleva a ciertas dificultades en la realización de tareas como ser manejar un auto, ejecutar trámites bancarios, olvidos de comentarios o preguntas recibidas y solicitar que sean repetidos, un tiempo mayor utilizado en funciones motoras tanto finas como gruesas, cambios anímicos abruptos y frecuentes.

  • Fase Moderada

Esta etapa se caracteriza por la posibilidad de observar, por medio de las tecnología de imagenología como ser tomografía computada, los cambios que ocurren en la corteza cerebral de la persona. Dichas alteraciones vienen acompañadas por déficits en el lenguaje, en el procesamiento de los datos y en el pensamiento. Las maneras cotidianas de identificar ello son: aprendizaje de nuevos contenidos, conductas paranoicas y tendencias a la obsesión o compulsividad ante ciertas actividades diarias.

  • Fase Severa

En esta se identifica una degeneración cerebral, con un encogimiento y atrofia de las neuronas. Ello trae aparejado daños en los hábitos de autocuidado del individuo, de su lenguaje y habilidad comunicativa, destrucción de todos los niveles de la función cognitiva de la memoria. Lo mencionado desemboca en una disfunción global de la persona, que culmina con su muerte.

Cabe destacar que dichas etapas son resultado de estudios realizados en gran magnitud con personas que padecen la Enfermedad de Alzheimer; sin embargo cada una de estas fases no se manifiesta de la misma manera en todos los pacientes. 

¿Cuáles son las consecuencias que recaen en la calidad de vida de una persona que padece la Enfermedad de Alzheimer?

Cabe destacar que se considera a la Enfermedad de Alzheimer como una patología incapacitante debido a las siguientes cuestiones:

  • Efectos neurológicos:
    • Anomias: se trata de la incapacidad u obstaculización del recuerdo o reconocimiento de los nombres de objetos, personas, entre otros.
    • Déficits en la codificación y almacenamiento de la información.
    • Encogimiento y atrofia neuronal en la corteza: está la red neuronal cerebral constituye la estructura del sistema nervioso que llevan a cabo la tarea de procesar, codificar y recuperar la información. Dicha alteración da lugar a los síntomas conocidos de la Enfermedad de Alzheimer.
    • Parafasias: hace referencia a un tipo de afasia donde se da lugar a la pronunciación no intencional de sílabas, palabras o frases. Es decir, se sustituyen palabras no evocadas por otras. Ejemplo: decir “planta” en lugar de “puerta”.
    • Deficiencias cognitivas: en las áreas, no solo de la memoria, sino también el lenguaje, razonamiento y juicio, función visoespacial, entre otros. 
  • Relaciones humanas altamente afectadas

La Enfermedad de Alzheimer no solo afecta la funcionalidad de la persona que la padece, sino también atraviesa negativamente la vida anímica y emocional de sus cuidadores y familiares.

¿Cómo impacta la Enfermedad de Alzheimer en el núcleo familiar?

Al llegar al diagnóstico de la Enfermedad de Alzheimer es fundamental que, el equipo interdisciplinario que llevará a cabo el tratamiento, pueda informar al núcleo familiar del paciente sobre las posibles consecuencias en la calidad de vida tanto individual como en la familia.

Estos impactos o consecuencias pueden ser clasificados en los siguientes factores:

  • Situación Económica de la familia

Diversas investigaciones coincidieron en que la carga autopercibida de la familia como cuidadores del paciente, dependerá de su posición económica que podría posibilitar opciones para reducir dicha responsabilidad. Por ejemplo, contratar a cuidadores o enfermeros.

  • Redes de apoyo disponibles

En este factor se tendrá en cuenta la disposición que tiene cada miembro familiar para asumir las responsabilidades de cuidado, como así también los profesionales que intervienen.

  • Estado de salud de los familiares cuidadores

Se hace hincapié en la salud desde una mirada integral, tanto física como psicológica, donde se prioriza la prevención de sintomatología depresiva principalmente.

  • Evolución de la enfermedad

La manera en que evoluciona la patología afectará de una u otra forma al núcleo familiar. El desarrollo de alteraciones del tipo paranoides (tales como alucinaciones, agresividad, impulsividad), puede generar estrés en aquellas personas que se encuentran presentes en la vida del paciente.

La vida de la familia y, en especial, del cuidador principal de la persona con Alzheimer, cambiará rotundamente a partir de la adaptación que requiere la enfermedad. Dicha responsabilidad transformará la calidad de vida al observar y estar presente ante el deterioro diario, permanente e irremediable de un familiar como consecuencia de esta patología. Esta circunstancia puede llevar a que surjan reacciones afectivas tales como la tensión, la ira, la tristeza, la culpa, acompañadas de un desgaste emocional, física y económica. Es importante tener en cuenta estos sentimientos y cambios ya que pueden vulnerar al cuidador y dar lugar al desarrollo de trastornos psicológicos: ansiedad, depresión, síndrome de burnout, etc.

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Chatea con nosotros