¿Qué sucede a nivel biológico en la etapa del envejecimiento?

Envejecimiento saludable

¿Qué sucede a nivel biológico en la etapa del envejecimiento?

A partir de innumerables estudios, se ha ligado al envejecimiento con un conjunto variable de daños moleculares y celulares, lo que podría aumentar el riesgo de padecer una enfermedad crónica e, incluso, ser propenso a presentar más de una afección al mismo tiempo (multimorbilidad). En general, disminuye la funcionalidad de la persona. Todo este proceso finaliza con la muerte. 

Sin embargo, estas alteraciones biológicas no son lineales, ni tampoco suceden de igual manera entre los individuos. Esto tiene que ver con que los mecanismos de envejecimiento son aleatorios y, además, con que son impactados fuertemente por el entorno que los atraviesan y los comportamientos de la persona. 

¿Qué aspectos del entorno influyen en el envejecimiento?

Para poder conocer el grado de funcionalidad de una persona en etapa de envejecimiento, no solo se debe tener en cuenta sus capacidades físicas y psicológicas, sino también su ligazón con el entorno que lo atraviesa.

Las influencias que reciben los individuos del medio pueden llegar a ser muy diferentes, dependiendo la posición social que se ocupe, y son los siguientes:

  • Políticas de salud y sociales generales, sistemas y servicios que prestan. 
  • Situación económica
  • Actitudes, valores o normas de la comunidad en la que vive
  • Características de los entornos naturales y construidos en los que se desenvuelve
  • Redes sociales y dispositivos de apoyo a los que puede acceder

Se encuentra claro que existen pérdidas a nivel biológico, pero también existen otras modificaciones que deberá atravesar la persona:

  • Cambios en sus roles y posiciones en la sociedad.
  • Necesidad de enfrentar con pérdidas de vínculos estrechos.

Las alteraciones mencionadas anteriormente, más allá de lo biológico, pueden constituirse como facilitadores u obstaculizadores para el goce de los derechos de las personas mayores y el bienestar de las mismas, promoviendo su libertad personal y una vida digna.

¿Qué es el Envejecimiento Saludable?

Existen diversas definiciones en torno a este constructo; sin embargo, se considera pertinente a este artículo tomar en cuenta el propuesto por la OMS (2015), donde se conceptualiza al Envejecimiento Saludable como “el proceso de fomentar y mantener la capacidad funcional que permite el bienestar en la vejez” (p. 30).

Envejecimiento saludable

¿Qué factores determinan el Envejecimiento Saludable?

Los factores determinantes del Envejecimiento Saludable son, principalmente: económicos, sociales y comportamentales. 

En cuanto a lo económico, se tiene en cuenta el ingreso laboral y la protección social que dispone la persona. En este sentido, es necesario hacer mención del sistema sanitario (con sus intervenciones que giran en torno a la promoción de la salud y prevención de enfermedades) y el servicio social, que atraviesa y facilita u obstaculiza el tránsito hacia el envejecimiento considerado saludable.

Los espacios, tanto físicos y sociales, también impactan en el envejecimiento. Es por ello que se busca que las ciudades, los barrios y vecindarios puedan poseer infraestructuras y servicios que respondan a las diferentes necesidades y posibilidades de las personas mayores.

Asimismo, la red e interacción social de este grupo etario puede afectar o contribuir en la salud y bienestar general del mismo.

Por otro lado, los factores comportamentales giran en torno a la adopción de conductas “positivas” de su estilo de vida, tales como: dieta balanceada, actividad física, evitar riesgos tales como no fumar, el consumo nulo o moderado de alcohol, controles médicos periódicos y la administración adecuada de fármacos.

Determinantes del envejecimiento saludable

¿Cómo tener un Envejecimiento Saludable?

  • Dieta balanceada. Los profesionales médicos recomiendan una alimentación donde se predominen las frutas y las verduras, evitando o regulando los alimentos ricos en grasa y en azúcar. 
  • Actividad física. Este hábito, realizado de manera moderada y constantemente, impactará positivamente en la movilidad corporal a largo plazo. 
  • Revisiones médicas periódicas. Esto permitirá mantener la salud de la persona, como así también prevenir la aparición de ciertas afecciones o detectarlas tempranamente, lo que posibilitará un mejor tratamiento y pronóstico. 
  • Actividad mental. Hace hincapié en el estilo de vida del individuo, aconsejando evitar, en lo posible, situaciones estresoras o utilizar recursos personales disponibles para controlarlas. Asimismo, una actitud positiva y optimista, frente a las diversas circunstancias vitales, es fundamental en el envejecimiento saludable.

    Por otro lado, actividades como la lectura, la participación en espacios de aprendizaje o, por ejemplo, iniciarse en el mundo de las redes sociales, posibilita que la neurocognición sea estimulada, factor crucial en una vejez activa.
  • Evita situaciones riesgosas. Existen hábitos, tales como el tabaco o el consumo excesivo de alcohol, que pueden atentar contra la salud. Se aconseja, en lo posible, eliminarlos.
  • Adaptar las instalaciones de la casa, en el caso de ser necesario. En algunas situaciones, se debe adecuar el hogar a las condiciones de la persona.

    Por ejemplo, adaptar la altura de los elementos de cocina para evitar dolores o lesiones a nivel muscular debido a malas posturas o sobreesfuerzo. 
  • Relaciones sociales. Una de las cuestiones fundamentales del envejecimiento saludable son las redes sociales con las que cuenta la persona.

    Es por ello que se aconseja evitar el aislamiento y el confinamiento; por el contrario, se sugiere salir del hogar, relacionarse, mantenerse informado y en conocimiento con la realidad, crear nuevos vínculos, realizar planes como ir al teatro, de compras o cualquier otro tipo de actividad recreativa y de interés para la persona mayor.
  • Aceptación del envejecimiento y promover el disfrute. Es importante que la persona mayor acepte este tránsito por la vejez, etapa que se encuentra cargada socialmente por aspectos que en su mayoría son negativos y asociados a la muerte.

    Por lo tanto, la misma debe poder posicionarse en este rol social y tener en cuenta que se trata de una fase vital más, como las otras, y que le sea posible mantener aspiraciones, metas y lograr el mayor disfrute.

Aprende más sobre Terapia Neurocognitiva

A continuación te comparto algunos videos relacionados a memoria, atención, alzheimer, deterioro cognitivo leve. Puedes seguirnos en nuestro canal de Youtube

Evaluación Neurocognitiva

Cómo tener mente y cuerpo sano

La importancia del sueño y la vigilia

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Chatea con nosotros