Lóbulo Occipital: Anatomía, Función y Lesiones

Lóbulo occipital

Lóbulo Occipital: Anatomía, Función y Lesiones

  • El lóbulo occipital es una de estas regiones en las que se divide anatómica y funcionalmente el cerebro, aunque en estrecha relación y comunicación con las otras áreas del encéfalo. 
  • Es el lóbulo más pequeño y ocupa una posición trasera, es decir, es la región cerebral más cercana a la nuca. Limita por la parte inferior con el cerebelo, por la superior con el parietal y por la medial con el temporal.
Lóbulo occipital
  • A nivel anatómico: el lóbulo occipital sigue siendo imprescindible. Se divide en dos regiones que, si bien no pueden diferenciarse demasiado a nivel visual, adoptan roles concretos. Estas dos regiones son, por un lado, la corteza visual primaria y, por otro, las áreas de asociación visual:
  1. La corteza visual primaria es la porción del lóbulo occipital encargada de recibir los estímulos procedentes del sentido visual y de realizar un primer procesamiento para obtener una información que, si bien es poco detallada, sirve para que la otra porción del lóbulo dé lugar a la visión como tal.
  2. Las áreas de asociación visual son conjuntos de neuronas que reciben la información poco detallada de la corteza visual primaria y la procesan de una forma más refinada. Al estar en contacto con otras regiones del cerebro, estas áreas permiten captar la visión perfectamente precisa.

Por otro lado, una de las características más importantes del lóbulo occipital es que es el inicio de las dos vías paralelas de procesamiento de la información. Esto hace que conozcamos mejor cómo es el fenómeno perceptivo de la visión, que se presenta mediante al menos dos cadenas separadas de procesamiento de la información:

Por un lado la vía dorsal, encargada de que podamos conocer bien el movimiento, posición y localización de lo que vemos, y por el otro la vía ventral , relacionada con el reconocimiento de lo que estamos viendo (es decir, la integración de pequeños fragmentos de imagen en grandes unidades que podemos identificar).

¿Cómo funciona el Lóbulo Occipital? 

El lóbulo occipital es fundamental no solo para captar estímulos visuales, sino para responder a ellos y experimentar emociones acorde a lo que vemos. Su importancia resulta más evidente al analizar las consecuencias que tienen las lesiones (traumatismos) en esta región del cerebro: incapacidad para detectar movimientos, problemas al percibir colores, pérdida de visión, alucinaciones e incluso epilepsia.

Las principales funciones son: 

  • El mapeo visual general, que ayuda al razonamiento espacial y la memoria visual. El lóbulo occipital estimula la memoria y el almacenamiento de recuerdos visuales, ya que  visualizar imágenes nos hace acceder a recuerdos que tenemos almacenados.
  • La determinación de las propiedades de los colores de los objetos en el campo visual.
  • La evaluación de la distancia, el tamaño y la profundidad.
  • La identificación de los estímulos visuales, en particular los rostros y objetos familiares.
  • Captar el movimiento puesto que el lóbulo occipital también es el que permite que, incluso cuando algo está ligeramente fuera de nuestro campo visual, reaccionemos cuando algo se mueve.
  • La transmisión de la información visual a otras regiones del cerebro, de manera que los lóbulos cerebrales puedan codificar los recuerdos, asignar un significado, respuestas lingüísticas y de este modo responder continuamente a la información del mundo que nos rodea.
  • Recibir datos visuales primarios procedentes de los sensores de percepción en la retina de los ojos.
Función de la vista

Lesiones en el Lóbulo Occipital 

Cuando algún área visual del occipital o de la corteza cerebral se lesiona o se ve afectada por algún tipo de enfermedad o traumatismo, se puede encontrar frecuentemente síntomas y signos neurológicos asociados con las funciones de estas áreas en particular. Por este motivo, la persona puede presentar alucinaciones, confusiones, dificultad para identificar las formas, caras conocidas, colores y movimientos, déficit en los procesos del habla, en la habilidad matemática, en la escritura, e incluso puede tener movimientos involuntarios de los ojos.

El lóbulo occipital también está implicado en el procesamiento visuoespacial y la discriminación de movimiento. El daño a un lado del lóbulo occipital derecho causa la pérdida de la visión exactamente en el mismo «campo de corte» en ambos ojos.

Los trastornos del lóbulo occipital pueden causar alucinaciones visuales e ilusiones. Las alucinaciones visuales (imágenes visuales sin estímulos externos) pueden ser causadas por lesiones en la región occipital o convulsiones del lóbulo temporal. Las ilusiones visuales (percepción distorsionada) pueden tomar la forma de los objetos que aparecen más grandes o más pequeños de lo que realmente son, objetos que carecen de color o que tienen una coloración anormal.

Por lo tanto, todas las alteraciones mencionadas suelen ser productos de tumores, ACV, malformaciones y traumatismos craneoencefálicos, los cuales conllevan a la aparición de patologías como la ceguera cortical, síndrome de Balint y epilepsia.

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Chatea con nosotros