El Lóbulo Frontal: Anatomía y Funciones

Lóbulo frontal

El Lóbulo Frontal: Anatomía y Funciones

El lóbulo frontal se extiende desde la parte anterior del parénquima cerebral, hasta el surco central o más conocida como cisura de Rolando. Es una de las estructuras más extensas puesto que ocupa aproximadamente un tercio del total de la superficie cerebral; contiene una serie de accidentes topográficos con funciones diferenciadas.

El cerebro: un panorama general

El desarrollo embrionario del cerebro permite clasificarlo en cinco grandes partes, las cuales se repliegan sobre sí mismas como «capas»: el telencéfalo (ubicada en la parte más alejada de la médula), el diencéfalo (que participa en la regulación neuroendocrina), el mesencéfalo (región superior del tronco encefálico), el metencéfalo (conformado por el cerebelo y el pons varolii), y el mielencéfalo (que acaba dando forma al bulbo raquídeo).

A nivel general, el cerebro está cubierto de sustancia gris en su corteza (lo que lo dota de su color grisáceo característico), que presenta una apariencia irregular por sus giros y surcos (que sirven como referencia topográfica para ubicar distintas estructuras). El interior está formado por sustancia blanca, como resultado de la densa red de conexiones sinápticas que se extiende bajo su superficie.

El cerebro se divide en dos mitades: los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo. Los dos hemisferios están conectados por un puente de materia blanca formado por fibras nerviosas (llamado cuerpo calloso) que atraviesa el centro del cerebro. Cada hemisferio se divide en lóbulos:

  • Lóbulo frontal
  • Lóbulo parietal
  • Lóbulo occipital
  • Lóbulo temporal

Cada lóbulo tiene funciones específicas, pero para la realización de la mayoría de las actividades se necesita la cooperación de varias áreas en diferentes lóbulos de ambos hemisferios.

Partes del cerebro

El lóbulo frontal y su importancia para la vida humana

Cada acción y comportamiento del ser humano, desde el más básico y simple hasta el más difícil y complejo, es el resultado de la intervención coordinada de grupos de neuronas ubicados en regiones cerebrales específicas, cada una con una tarea determinada, interconectadas, y formando redes y circuitos altamente especializados.

En este contexto, el lóbulo frontal cumple un rol de especial relevancia, ya que tiene a su cargo funciones distintivas y características de la especie humana.

La adquisición de estas capacidades y habilidades es la consecuencia de cientos de miles de años de adaptaciones evolutivas beneficiosas, en gran parte relacionadas a la voluntad de modificación del entorno y a la cooperación social, posibilitando conductas flexibles para poder adaptarse a situaciones cambiantes y complejas.

Hay un alcance de los factores potenciales conectados a las alteraciones del lóbulo frontal incluyendo enfermedad cerebrovascular (ACV), la presencia de tumores, el traumatismo craneal y enfermedades neurodegenerativas (Alzheimer, Deterioro Cognitivo Leve).

Funciones principales del lóbulo frontal:

  • Procesamiento de funciones cognitivas complejas tales como la planificación coordinación, ejecución y control de la conducta. 
  • Por extensión, también hace posible el establecimiento de metas, la previsión, la articulación del lenguaje y la regulación de las emociones.
  • Vinculado directamente con el funcionamiento de las funciones ejecutivas las cuales incluyen: Memoria, Lenguaje, Emociones, Atención, Concentración, Flexibilidad Mental, Control Motor. 
  • Interviene en la resolución de problemas. 
  • Incluye al pensamiento y a la personalidad. 
Cuáles son las funciones del lóbulo frontal

Anatomía del Lóbulo Frontal

Lóbulo frontal
  • Cada lóbulo frontal presenta, en su cara lateral o externa, cuatro circunvoluciones o giros, los tres anteriores son paralelos y el posterior es transversal (circunvolución pre-central).
  1. Giro frontal superior
  2. Giro frontal medio
  3. Giro frontal inferior
  4. Giro precentral. 

La irrigación del lóbulo frontal está dada por:

  • Arteria cerebral anterior para todo el Giro frontal superior y para el tercio medial del Giro precentral.
  • Arteria cerebral media para el Giro frontal medio, el Giro frontal inferior y para los dos tercios laterales del Giro precentral.

Área Precentral 

Se encuentra ubicada en la circunvolución precentral, por delante del Surco central o de Rolando y por detrás del Surco Precentral

-Se divide en:

  • Región posterior (área motora primaria o área 4 de Brodmann): Su función es llevar a cabo los movimientos voluntarios individuales de diferentes partes del cuerpo. Recibe aferencias del tálamo, corteza sensitiva, área premotora, cerebelo y ganglios basales ya que esta área constituye la estación final para la conversión del diseño en la ejecución del movimiento.
  • Región anterior (área motora secundaria, área premotora, o área de Brodmann). Su función es: 

Almacenar programas de actividad motora reunidos como resultado de la experiencia pasada. Participa en el control de movimientos posturales groseros mediante sus conexiones con los ganglios basales, además recibe aferencias de la corteza sensitiva y tálamo.

Es la que programa la actividad del área motora primaria. Esta área no produce pérdida permanente del movimiento. 

Lóbulo frontal

Corteza prefrontal

Es una región extensa que se conecta con un gran número de vías aferentes y eferentes. Se vincula con la personalidad del individuo y con la regulación de la profundidad de los sentimientos, así como en la determinación de la iniciativa y el juicio del individuo. También interviene en el proceso de atención.

Las lesiones de la corteza prefrontal se pueden presentar como un síndrome apático o pseudodepresivo, que se traduce en una reducción de la espontaneidad motora y verbal, pérdida de iniciativa, actividad motora y mental más lenta, indiferencia afectiva, escasa emotividad y menor interés sexual. (se relaciona con lesión de la región frontomedial).

Mientras otros presentan un síndrome desinhibido o pseudopsicopático, que se caracteriza por dificultad para reducir la velocidad de ciertas conductas, pérdida de autocrítica, conducta social inapropiada, indiferencia por los demás, y desinhibición o promiscuidad sexual (se relaciona con una lesión de la región frontobasal).

Ocupa la zona anterior del lóbulo frontal y constituye la base de los procesos de pensamiento más específicos y simbólicos de la especie humana, estando implicada en funciones motoras, cognitivas y comportamentales. Aquí se produce la intencionalidad, supervisión y control del comportamiento, lo que globalmente se define como Funciones Ejecutivas.

Campo ocular frontal

Se encarga de los movimientos conjugados de los ojos, sobre todo los del lado opuesto. Controla los movimientos oculares voluntarios y es independiente de estímulos visuales.

Corteza Sensorial

La corteza sensorial primaria incluye las áreas que reciben directamente información sensorial a través de las fibras tálamo-corticales. Su lesión produce déficits sensoriales, dependiendo de la modalidad sensorial que resulte afectada. La integración de todos las informaciones sensoriales primarias se realiza en las áreas asociativas occípito-parieto-temporales.

Sus lesiones no producen ceguera, sordera o pérdida de sensibilidad, pero provocan agnosias, impidiendo comprender e integrar el significado de los estímulos sensoriales. Las áreas sensoriales primarias del córtex cerebral humano son las siguientes:

Corteza somestésica

Se localiza en el lóbulo parietal y es responsable del procesamiento de las sensaciones propioceptivas, nocioceptivas, táctiles y termoalgésicas. Es una zona cortical relacionada con la discriminación del tacto, dolor, temperatura y sensibilidad cinestésica.

Su representación en la corteza parietal recibe la denominación de Homúnculo Sensorial de Penfield, que es la representación contralateral de las sensaciones somestésicas procedentes de la superficie externa e interna del cuerpo. Su lesión produce alteración en las sensaciones de presión, forma, textura y tamaño de los objetos.

Corteza auditiva

Localizada en el lóbulo temporal, recibe las proyecciones de los núcleos geniculados mediales del tálamo y es responsable de la recepción de los estímulos auditivos. Sus lesiones pueden producir déficit auditivos.

Corteza visual

Está situada alrededor de la Cisura calcarina del lóbulo occipital y recibe las informaciones visuales procedentes de ambas retinas a través de los cuerpos geniculados del tálamo. Su lesión provoca pérdida de capacidad visual.

Corteza vestibular

Es responsable de recibir las informaciones correspondientes al equilibrio y la cinestesia y su base anatómica se localiza en áreas de los lóbulos parietales y temporales, en estrecha relación con el sistema auditivo y el cerebelo.

Área motora del lenguaje o Área de Broca

Ubicada en la circunvolución frontal inferior, es importante en la formación de palabras, debido a sus conexiones con el área motora primaria. 

En la mayoría de las personas esta área es dominante en el hemisferio izquierdo, y la ablación del hemisferio no dominante no tiene efectos sobre el lenguaje, mientras que el daño del hemisferio dominante produce pérdida de la capacidad para producir la palabra, es decir una afasia de expresión, conocida como Afasia de Broca.

Unidad motora

La Unidad Motora del cerebro humano se localiza en el polo anterior del cerebro, ocupando el lóbulo frontal, que es el de mayor superficie y el de mayor importancia funcional en la especie humana. Las áreas motoras primarias están situadas inmediatamente por delante de la Cisura de Rolando.

Su función consiste en iniciar los movimientos voluntarios, siendo el lugar donde se originan las fibras que finalizan en el tronco cerebral y en la médula espinal, permitiendo la realización de movimientos por los músculos efectores.

Al igual que las áreas somestésicas primarias, las áreas motoras primarias contienen una representación del organismo, denominada Homúnculo Motor de Penfield, que es la representación contralateral de la apariencia que tendría un ser humano si las diferentes partes de su cuerpo estuvieran desarrolladas en proporción directa a la densidad de unidades motoras que contienen los músculos estriados.

Las áreas motoras de asociación están constituidas por la corteza premotora (secundarias) y las áreas terciarias, más específicamente asociativas.

La corteza premotora se sitúa delante de las áreas motoras primarias y es responsable de controlar los programas necesarios para que éstas ejecuten adecuadamente las actividades motoras. Su lesión produce distintos tipos de apraxias y afasia. Las áreas motoras terciarias no corresponden al Área prefrontal, en la zona anterior del lóbulo frontal.

Aprende más sobre Terapia Neurocognitiva

A continuación te comparto algunos videos relacionados a memoria, alzheimer, deterioro cognitivo leve. Puedes seguirnos en nuestro canal de Youtube

Evaluación Neurocognitiva

Cómo tener mente y cuerpo sano

La importancia del sueño y la vigilia

¿Qué es el Alzheimer y cómo afecta en la salud?

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Chatea con nosotros