Agnosia espacial: concepto, causas y clasificación

Agnosia espacial: concepto, causas y clasificación

Se denomina agnosia espacial a las alteraciones que presenta un individuo en el reconocimiento y utilización de la información espacial, como consecuencia de una lesión cerebral. 

Gnosias

Las Gnosias son una de las funciones cognitivas superiores, producto de un proceso de aprendizaje fisiológico propio de los seres humanos que implica conocimiento a partir de las impresiones obtenidas por medio de los órganos

Agnosias

Las Agnosias aparecen cuando estas funciones cognitivas se ven alteradas, generando incapacidad para reconocer un estímulo, aunque haya una adecuada sensación del mismo.

Es decir, que se trata de la pérdida de la capacidad de transformar las sensaciones simples en percepciones debido a la presencia de alteraciones o confusiones en el reconocimiento sensoperceptivo.

Agnosias Espaciales

Para poder conocer el mundo que nos rodea, es esencial que se pueda realizar una óptima exploración del mismo, mediante una atención selectiva que permita atender un objeto específico y que pueda ser redirigida a otro punto de interés potencial.

Para ello, es muy importante la exploración visual integrada que permita ver al mismo tiempo varios componentes de un estímulo o de una situación para poder interpretarlos de manera adecuada.

Agnosia espacial

La agnosia espacial se manifiesta como una incapacidad para reconocer e integrar información espacial sin que exista una alteración sensorial primaria que la justifique.

¿Cuál es el impacto de la agnosia espacial?

Por lo general, este tipo de agnosia espacial se presenta cuando ocurren lesiones en los lóbulos parietales (sobre todo derechas) e incluye:

  • Alteraciones en el reconocimiento de la orientación de líneas
  • Defectos en la percepción de profundidad
  • Alteraciones en el manejo espacial 
  • Fallos en la memoria espacial
Impacto Agnosia espacial

¿Cómo se clasifica la agnosia espacial?

La agnosia espacial pueden ser clasificadas en 3 grupos, que a su vez se subdividen en otras categorías:

Clasificación de la agnosia espacial

Trastornos en la exploración espacial

  • Síndrome de Balint: se caracteriza por variadas alteraciones que se traducen en un trastorno de los movimientos oculares voluntarios y en problemas en el cálculo de distancias, secundarias a defectos atencionales.

    Este síndrome incluye los siguientes elementos: 
    • Apraxia de la mirada o apraxia oculomotora: hace referencia a la incapacidad para realizar movimientos oculares voluntarios y mantener los ojos fijos en un estímulo.

      Los movimientos oculares se realizan sin una búsqueda determinada y puede ocurrir que cuando el paciente logra fijar su mirada en un objeto permanezca fijo en él, ya que presenta dificultades para llevar su mirada hacia un estímulo nuevo.
    • Ataxia óptica: Es un trastorno de la dirección y el control visual de los movimientos en ausencia de un defecto motor o sensorial en las extremidades.

      Se manifiesta cuando el paciente no puede tomar el objeto que desea, debido a que presenta problemas para calcular las distancias y la mano llega en forma imprecisa. En ocasiones este déficit se presenta cuando el objeto se encuentra en la periferia del campo visual. 
    • Defectos en la atención visual: refiere a la incapacidad de prestar atención a estímulos nuevos, debido a que la mirada se encuentra fijada en otro.

      Es un déficit de atención que impide ver simultáneamente varios estímulos presentes en el mismo campo visual, independientemente de su tamaño y de la distancia que los separe, ya que parecería que cuando la mirada se fija en un estímulo específico, los demás “desaparecen”.

Este síndrome se debería a lesiones bilaterales (ambos hemisferios cerebrales) en la corteza parieto-occipital y la presentación incompleta del mismo sería consecuencia de lesiones en uno de los dos hemisferios, por lo general del izquierdo.

Trastornos en la percepción espacial

  • Incapacidad para localizar estímulos: El paciente no puede determinar diferencias y semejanzas de posición de estímulos presentados. Esta incapacidad se asocia con lesiones del hemisferio derecho, sobre todo del lóbulo parietal. 
  • Alteraciones en la percepción de profundidad: hace referencia a la incapacidad de estimar distancias y alcanzar con la mano objetos presentados en el campo visual, al igual que la ataxia óptica que se presenta en el síndrome de Balint.

    Los pacientes no pueden determinar la distancia que hay entre ellos y los objetos y en casos severos, se observó la gravedad que puede alcanzar este defecto, convirtiendo la percepción tridimensional del mundo externo en una representación plana.

    Esta alteración se debe a lesiones parieto-occipitales bilaterales, mientras que las lesiones unilaterales de cualquiera de ambos lados pueden producir alteraciones leves en la percepción de la profundidad que no son percibidas de manera espontánea por el paciente, pero que pueden detectarse por métodos específicos de evaluación perceptual.
  • Distorsiones en la orientación de líneas: es un déficit en la función perceptual básica que permite la estimación de la orientación de líneas. En relación a esta alteración, se comprobó la relevancia del hemisferio derecho, sobre todo de dos áreas del mismo, la unión parieto-occipital y la región de la corteza frontal posterior.

    Sumado a ello, los estudios sobre la orientación visoespacial de líneas muestran una preponderancia del hemisferio derecho y sugieren la participación del lóbulo parietal para la función integradora visual y el lóbulo frontal para la integración postural.
  • Estimación errónea del número de estímulos: se trata del déficit en la habilidad para calcular el número de estímulos presentados en el campo visual central por un tiempo breve. 

    Está relacionada con lesiones en el hemisferio derecho, sobre todo del lóbulo parietal. 
  • Problemas en la percepción de movimiento: esta función es esencial para una adecuada percepción visual y depende de células de la corteza de asociación visual conocida como V5.

    La pérdida de la capacidad para percibir movimiento se denomina akinetopsia y aparece como consecuencia de lesiones en esta área en cualquiera de los hemisferios cerebrales.

    Otro fenómeno anormal en la percepción de movimiento se conoce como Zeitraffer, en el que el paciente percibe cambios en la aceleración del movimiento, pudiendo percibirlo de manera más acelerada o por el contrario, enlentecido.

    Se ha comprobado a partir de diferentes estudios, la importancia del papel que cumple el hemisferio derecho en estas alteraciones. 

Trastornos en la manipulación espacial

Agnosia espacial unilaterales:

Hace referencia a la falta de respuesta ante estímulos presentados en el campo visual contralateral a una lesión cerebral, en ausencia de una dificultad motora o sensorial primaria.

Esta alteración es parte de un síndrome más amplio denominado síndrome de hemi-inatención, que se caracteriza por la dificultad de dirigir la atención hacia el lado contralateral a la lesión cerebral.

Este déficit se puede observar en la percepción de los estímulos del medio, ya que el paciente presenta dificultades en la exploración del espacio externo y en la exploración del propio esquema corporal, cuando el trastorno de atención se dirige hacia su espacio corporal (hemiasomatognosia). 

Pérdida de los conceptos topográficos:

Es la incapacidad de comprender, manipular y emplear marcas geográficas externas, asociadas con determinada posición espacial.

Los pacientes no pueden orientarse en un mapa, les resulta imposible ubicar las ciudades, dibujar el plano de la habitación en que se encuentran, apreciar distancias entre ciudades y ubicar puntos geográficos.

Estas alteraciones en los conceptos topográficos se relacionan con lesiones en la unión parieto-temporo-occipital de ambos hemisferios cerebrales.

Trastornos de orientación y memoria espacial  

Agnosia topográfica (o topagnosia):

Hace referencia a la pérdida de la capacidad para reconocer las señales topográficas del medio externo (edificios, casas, calles, entre otros), a pesar de que se conserva la habilidad para describir verbalmente una ruta o dibujar un plano.

El paciente conserva la capacidad de imaginación espacial y el esquema espacial de las rutas.

La corteza occipitotemporal estaría muy vinculada con estas funciones y se conoce que la región posterior derecha de la circunvolución parahipocámpica es clave para adquirir nueva información acerca de marcas topográficas (edificios, paisajes, entre otros), y que sumada a la región anterior de la circunvolución lingual y la circunvolución fusiforme adyacente desempeñan un papel importante en la identificación de marcas topográficas ya conocidas. 

Amnesia topográfica (o topoamnesia):

Hace referencia a la desorientación espacial que se produce porque el individuo ha olvidado su ubicación espacial, a pesar de que reconoce las señales topográficas del medio ambiente.

Es decir, que el mismo puede identificar las casas y las calles que le hacen saber que se encuentra en su vecindario, pero ha olvidado en qué dirección se encuentra su casa, ignora cuál es su ubicación espacial específica, es incapaz de mantener relaciones espaciales entre lugares y no puede realizar mapas mentales en los que se especifique el cambio de dirección para lograr un objetivo dado.

Además, si bien reconocen los objetos o marcas geográficas, no pueden saber la relación espacial que hay entre ellos. Aunque no se ha especificado con exactitud la región anatómica responsable de estas alteraciones, se supone que estarían vinculadas las regiones temporal, parietal y occipital  del hemisferio derecho.

En la práctica clínica puede ser difícil diferenciar entre la amnesia y la agnosia topográficas, ya que entre ellas existe una superposición importante, debido a que ambas se manifiestan como desorientación espacial y muchas veces se presentan simultáneamente.

Agnosia espacial

Aprende más sobre Terapia Neurocognitiva

A continuación te comparto algunos videos relacionados a memoria, agnosia espacial, alzheimer, deterioro cognitivo leve. Puedes seguirnos en nuestro canal de Youtube

Evaluación Neurocognitiva

Cómo tener mente y cuerpo sano

La importancia del sueño y la vigilia

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Chatea con nosotros