La atención y sus características

Atención características

La atención y sus características

Se define a la atención como un mecanismo de acceso que permite llevar a cabo cualquier actividad mental, en otras palabras, la antesala de la cognición, funcionando como un filtro a través del cual se selecciona, prioriza, procesa y supervisa la información. 

Atención artículo madre

El sistema nervioso es capaz de recibir continuamente una enorme cantidad de estímulos perceptivos tanto del organismo como del entorno.

El cerebro tiene la capacidad de procesamiento limitada, por lo que genera un desfase negativo entre la cantidad de estímulos que ingresan al sistema nervioso y su menor capacidad para procesar las informaciones que recibe.

Es por esto, que resulta necesario un sistema que establezca prioridades, seleccionando secuencialmente los estímulos, filtrando los que sean necesarios y dejando de lado los irrelevantes.  

Por otro lado, la atención es una función fundamental para la supervivencia, ya que, si no existiera este sistema de recepción de estímulos, sería imposible responder de manera adecuada a las demandas del entorno. 

Relación de las funciones mentales y la atención

La atención se encuentra entrelazada con muchas funciones mentales, tales como la motivación, la memoria a corto plazo, la memoria de trabajo y las funciones ejecutivas.

Para que la misma funcione de manera eficaz, requiere en primer lugar la orientación hacia un estímulo determinado, identificando y seleccionando así los elementos más relevantes, mediante un estado de alerta con suficiente intensidad para procesar un estímulo.

Habrá una proporcionalidad entre la relevancia de la tarea y la magnitud de la atención. Es por esto que, cuando se realizan tareas que resultan más novedosas y complejas, el esfuerzo atencional siempre será mayor a diferencia de las tareas más sencillas o rutinarias. Entonces, se entiende a la atención como un sistema selectivo que permite procesar la información de forma eficiente.

Siendo así, como se mencionó anteriormente, un sistema funcional de filtrado de la información, de naturaleza compleja, multimodal, jerárquica y dinámica, que permite seleccionar, orientar y controlar los estímulos más pertinentes para llevar a cabo una determinada tarea sensoperceptiva, motora o cognitiva de modo eficaz.

Características de la atención

La atención permite poner en foco de manera selectiva el interés hacia un estimulo determinado, activando, desechando, inhibiendo o filtrando las informaciones que no sean relevantes. 

Sus principales características son: 

Características del proceso de atención
  1. La atención es un sistema neural complejo, es decir, que no existe una sola estructura que gestione los procesos atencionales, sino que participan diversas estructuras del encéfalo, las cuales interactúan de manera armónica y coordinada para llevar a cabo las diferentes modalidades de la atención.

    Este mecanismo implica la permanente interactividad entre diferentes estructuras ubicadas en el tronco cerebral, el subcortex y en la corteza cerebral de asociación.
  2. Es un sistema multimodal: esto refiere a que la atención se encuentra en el centro de múltiples subfunciones, desde las más pasivas hasta las de mayor selectividad y esfuerzo cognitivo.

    La multimodalidad necesita disponer de orientación, concentración, adecuados niveles de alerta, velocidad de procesamiento, selectividad, motivación, dirección y alternancia. 
  3. Filtro selectivo. Como se mencionó anteriormente, a través de la atención es que se decide qué estímulos son más relevantes, dándoles prioridad y enfocando la actividad para luego procesarla en el sistema nervioso. 
  4. Es un sistema jerárquico, es decir, que las distintas modalidades de la atención forman una estructura piramidal, en cuya base se encontrarían aquellos procesos atencionales más pasivos e involuntarios, mientras que los procesos con mayor peso cognitivo, de tipo voluntario y activo se situarían en la cúspide. 
  5. La atención es un proceso activo, ya que se adapta a las distintas contingencias, modificando su intensidad en función de las necesidades. Este carácter dinámico brinda a las respuestas adaptativas un mayor grado de flexibilidad. 
  6. La atención, además permite supervisar y regular los procesos cognitivos, desde los más básicos hasta los más complejos.

    Interfiere tanto en el proceso de recepción de información hasta en la supervisión de la actividad mental, a partir de un sistema de monitoreo. Por lo que resulta muy difícil separar la atención de la función ejecutiva. 

Aprende más sobre Terapia Neurocognitiva

A continuación te comparto algunos videos relacionados a memoria, atención, alzheimer, deterioro cognitivo leve. Puedes seguirnos en nuestro canal de Youtube

Evaluación Neurocognitiva

Cómo tener mente y cuerpo sano

La importancia del sueño y la vigilia

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Chatea con nosotros