Funciones Ejecutivas: Concepto, Componentes, Tratamiento.

Funciones ejecutivas en el humano

Funciones Ejecutivas: Concepto, Componentes, Tratamiento.

Las funciones ejecutivas son los procesos cognitivos que organizan la conducta humana, mediante la anticipación, la elección de objetivos, planificación, y selección de los mecanismos necesarios para ejecutar la misma.

Por este motivo, es que es tan importante conocer qué son y cómo funcionan, puesto que una persona autónoma es aquella que tiene la capacidad de autogobernarse, de escoger, de decidir por sí misma.

Todo esto, con el fin de lograr tal autonomía, el individuo debe ser capaz de controlar y coordinar, de forma consciente, sus pensamientos, acciones y emociones. Estas funciones también están involucradas en la conducta social, ya que le permiten al individuo anticipar el estado de ánimo o pensar de otros, asimismo, participan en la emisión de juicios basados en estados afectivos. En la vida real juegan un papel relevante en la adaptación y la ejecución adecuada. 

funciones ejecutivas
  • Se encuentran vinculadas al funcionamiento del lóbulo frontal, más específicamente con la corteza prefrontal: se encarga de monitorizar la información de los diversos y complejos estímulos provenientes del entorno, con el objetivo de controlar y regular nuestros comportamientos.
  • Son numerosas las patologías neurológicas, los trastornos mentales y del comportamiento en los que se han evidenciado alteraciones en alguno o en todos los componentes del sistema ejecutivo. Entre las primeras podemos destacar los tumores cerebrales, los traumatismos craneoencefálicos, los accidentes vasculares cerebrales (acv) , la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple o el síndrome de Gilles de la Tourette.

Componentes de las Funciones Ejecutivas

Las personas con algún problema en estas funciones, suelen presentar alteraciones en una o algunas de las siguientes capacidades:

Memoria: es la capacidad para asimilar, almacenar y recuperar información, proveniente de los estímulos externos del ambiente. Se destaca la importancia de cuatro aspectos importantes e implicados de la memoria:

-Contextual: es la capacidad para situar algún dato o evento en el contexto donde se produjo su aprendizaje.

-De trabajo: es una modalidad de memoria corto plazo que actúa como almacenamiento temporal de la información, permitiéndonos el aprendizaje de nuevas tareas, y luego hacer uso de lo incorporado. 

-Temporal: la capacidad para secuenciar de un modo temporal los distintos acontecimientos de la memoria, facilitando así que podamos recordar los hechos que han sucedido de un modo ordenado.

-Prospectiva: es la capacidad para programar acciones que se van a producir en un futuro.

Atención: esta habilidad nos permite seleccionar la información recibida, y a su vez el control voluntario de procesos mentales, como el comportamiento. El área prefrontal es responsable de la atención sostenida y selectiva, siendo fundamental en los procesos de control voluntario de la atención. 

Flexibilidad Mental: es la capacidad para adaptar nuestras respuestas a nuevas contingencias o estímulos, generando nuevos patrones de conducta, al tiempo que realizamos una adecuada inhibición de aquellas respuestas que resultan inadecuadas. 

Lenguaje: es la habilidad que tienen los seres humanos para poder comunicar a otros, una ilimitada combinación de ideas, pensamientos, emociones, mediante una corriente estructurada de sonidos. El lóbulo frontal es la sede del lenguaje expresivo, existiendo una asimetría entre ambos hemisferios, ya que mientras que el Área de Broca del lóbulo frontal izquierdo es el responsable de los aspectos fonológicos del lenguaje oral así como de la expresión escrita, en cambio el Área homóloga de Broca del hemisferio derecho controla la prosodia del lenguaje expresivo y los gestos con significado emocional.

Control Motor: son las actividades de procesamiento de información llevadas a cabo por nuestro sistema nervioso central, que nos permiten organizar, mover y coordinar nuestros movimientos. El área prefrontal contiene parte de las áreas premotoras que programan la articulación de las secuencias motoras y al mismo tiempo es responsable de la toma de decisión de las actividades motoras.

Regulación de las Emociones: las emociones son reacciones psicofisiológicas, que representan modos de adaptación a ciertos estímulos del individuo cuando percibe un objeto, una persona, un lugar, un suceso o un recuerdo importante. El lóbulo frontal y el lóbulo temporal son los que tienen mayor implicación con la regulación y el control de las emociones, dado que son los que establecen mayores conexiones con el sistema límbico.

El área prefrontal está encargada de la regulación de la conducta emocional, adaptándola a las exigencias de cada situación.

Capacidad de Abstracción (Inteligencia): es la capacidad de entender, razonar, asociar, aprender y de resolver problemas en general, de la vida cotidiana. El área prefrontal se relaciona más con los procesos de abstracción, razonamiento e inteligencia fluida.

¿Cómo afectan las dificultades de las funciones cognitivas en la vida de los adultos?

deficit en las funciones ejecutivas

Rehabilitación Neuropsicológica de las Funciones Ejecutivas

Para la realización de una adecuada rehabilitación neuropsicológica de las funciones ejecutivas, se deben tener en cuenta los siguientes aspectos: 

  • La rehabilitación de las funciones ejecutivas constituyen un desafío para los profesionales, particularmente complejo. Teniendo en cuenta que, la alteración de estas funciones afecta a la capacidad del individuo para gobernar su vida y atender a las necesidades de los de su entorno.
  • Sin embargo, para esto se emplean diversas estrategias terapéuticas, y pruebas de evaluación, lo cual dependerá, entre otras variables, de la naturaleza y de la gravedad de los déficits ejecutivos, así como de la capacidad del sujeto para percibir la magnitud y las repercusiones de tales déficits en su vida cotidiana.
  • Para conseguir resultados óptimos, el paciente debe participar activamente en el proceso rehabilitador desde el primer momento, no sólo aprendiendo a utilizar las técnicas o estrategias enseñadas sino también entendiendo el propósito y la razón de las mismas. 
  • Es necesario llevar a cabo un entrenamiento constante y apropiado para mejorar las funciones ejecutivas.
  • Si bien el paciente es el actor principal del proceso de recuperación, la familia y las personas allegadas también desempeñan un papel destacado en este proceso.
  • Resulta importante recordar que la rehabilitación de las funciones ejecutivas debe ser concebida como un continuo, en el cual el plan terapéutico es adaptado y modificado en función de la evolución del paciente, así como de sus necesidades. 
  • Por estas razones, es fundamental la consulta con el profesional de la salud de confianza para cada uno, el cual pueda brindar un diagnóstico acertado, como también un tratamiento personalizado.
Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Chatea con nosotros