Función cognitiva superior: Memoria

Memoria

Función cognitiva superior: Memoria

A lo largo del tiempo se han elaborado múltiples conceptos en torno a la memoria, desde las diferentes perspectivas. La memoria ha logrado mayor interés al considerarse como uno de los aspectos más fundamentales para la vida humana ya que engloba las experiencias pasadas,  posibilita la adaptación a situaciones presentes y sirve de guía hacia acciones y decisiones futuras. 

La memoria, como así también el aprendizaje, constituye una expresión del procesamiento neuronal. Se trata de un proceso cognoscitivo que se presenta por medio de tres fases fundamentales: la codificación, el almacenamiento y la recuperación de una información o situación determinada. La misma interviene en otras funciones cognitivas: por ejemplo, el lenguaje.

¿Cómo se caracterizan las fases fundamentales de la Memoria?

Las 3 fases del proceso cognitivo de la memoria son:

Fases de la memoria

1. Codificación:

Refiere a la recepción y al procesamiento, ya sea a nivel consciente o inconsciente, de la información, procurando almacenarla luego. Hace hincapié en la transformación de los estímulos sensitivos en diversos códigos de almacenamiento.

2. Almacenamiento o Consolidación:

Se entiende como el resultado de la codificación y de la elaboración de la información codificada de manera previa. En esta fase, se crea y se sostiene un registro temporal o permanente de los datos. El contenido que se va almacenando posee, en esta instancia, un elevado nivel de organización, facilitando aumentar la cantidad de información que puede ser consolidada.

Para el almacenamiento, es necesario procesos como la atención (foco en lo relevante), asociación (datos novedosos se incorporan a otros ya adquiridos) y repetición. Esta información puede ser perdida posteriormente por diversas causas, una de ellas es el olvido; esto se debe a que el tiempo de retención puede ser variable: segundos (ejemplo: dígitos), hasta semanas o años (ejemplo: momentos de la infancia).

3. Recuperación

Se entiende como el acceso y la evocación de la información acumulada, que fue previamente codificada y almacenada, a partir de la cual se elabora una representación consciente o se realiza una conducta aprendida. Existen dos formas de recuperación:

  • Reconocimiento: refiere a reconocer información entre varias alternativas u opciones.
  • Evocación: se trata de una búsqueda que inicia el sujeto de aquellos datos almacenados en la memoria a largo plazo. Generalmente, se evoca a partir de un disparador (pensamiento, imagen, palabra, olor, sonidos, entre otros).

¿Cómo puede clasificarse la Memoria?

Existen 5 clasificaciones diferentes en torno a la función cognitiva de la memoria:

Por sistemas de memoria: 

  • Memoria Sensorial
  • Memoria a Corto Plazo 
  • Memoria a Largo Plazo

En función de la intencionalidad:

  • Memoria Implícita 
  • Memoria Explícita
Clasificación de la memoria

¿Qué toma en cuenta la clasificación por sistemas de Memoria?

Memoria Sensorial:

Se refiere a un primer paso de esta función, donde se presenta el reconocimiento momentáneo de aquello percibido por los sentidos (tacto, visión, olfato, audición y gusto). Sin embargo, la información recibida no es registrada en su totalidad, por lo que es necesaria la inclusión de los procesos atencionales para que dichos datos sean trasladados a la segunda etapa, conocida como Memoria a Corto Plazo; caso contrario, el contenido se pierde.

Memoria a Corto Plazo:

Posee una capacidad limitada y susceptible de interferencias para la permanencia de la información, la cual es retenida por un período breve de tiempo. En esta instancia transitoria, dichos datos son analizados, interpretados y organizados y, a partir de ello, pueden tener dos destinos: la información se pierde, o trasladarse al almacenamiento duradero del sistema de Memoria a Largo Plazo. 

Asimismo, no solo otorga datos a la Memoria a Largo Plazo sino que, también, tiene la capacidad de extraerla de este tipo de almacenamiento para que sean sometidos a procesos de transformación y reelaboración. 

El estímulo es recibido por el individuo y, al ser atendido y percibido por el mismo, se transfiere a la Memoria de Trabajo el cual se define como un sistema complejo que se ocupa del almacenamiento y procesamiento temporal de la información. Este último integra tres componentes:

  • Bucle Fonológico: Se encarga de manipular datos presentados a partir del lenguaje. De este modo, incluye tareas lingüísticas tales como la comprensión, la lectoescritura, el diálogo y el manejo de palabras, números o descripciones.
  • Agenda visoespacial: Hace hincapié en la información visual y espacial. Esto es observado, por ejemplo, cuando se aprende sobre mapas geográficos o se practica el ajedrez.
  • Ejecutivo Central: Engloba dos funciones:
    • Distribución de la atención para cada tarea que se realiza  
    • Vigilar la atención que se asigna a una tarea teniendo en cuenta las demandas del contexto. Es decir que, a medida que una actividad se domina, se requerirá menor atención y se permitirá que los procesos atencionales se direccionen a otras tareas.
Sistemas de memoria

Memoria a Largo Plazo:

Constituye un almacenamiento duradero (retención en un tiempo prolongado, no transitorio) donde se retienen los datos que se acumulan a lo largo de toda la vida del sujeto. Podría definirse como una “base de datos”, el cual es ilimitado. La codificación de este sistema es mucho más lenta, permitiendo que la información sea elaborada y categorizada de manera compleja.

El material que se encuentra en este tipo de sistema permanece inactivo hasta que puede ser recuperado y evocado por medio de la memoria operativa. En el caso de producirse olvidos, tiene que ver con la incapacidad de acceder a estos datos o por una codificación inadecuada de los mismos.

A su vez, la memoria a largo plazo, se divide en dos subsistemas:

  • Memoria Declarativa: Contiene información referida al conocimiento general sobre el mundo y los hechos acontecidos a cada persona. Comprende personas, lugares, situaciones, objetos y contexto. Engloba dos formas: Semántica y Episódica.
    • Semántica: Es aquella que permite almacenar, procesar y recuperar información en torno a los significados de conceptos, palabras y/u objetos, dando lugar a la comprensión de los mismos. 
    • Episódica: Hace referencia al almacenamiento, procesamiento y recuperación de recuerdos personales y autobiográficos, en un contexto temporo-espacial determinado. 
  • Memoria Procedimental: Se refiere a la información sobre procedimientos, destrezas, hábitos, sensibilización y comportamientos que han sido aprendidos. 

A su vez, la Memoria Episódica puede subdividirse, según la temporalidad, en:

Memoria Retrospectiva:

Engloba actividades o sucesos del pasado, lo que implica el recuerdo del contexto y la situación en concreto. Este tipo de almacenamiento es superior y menos vulnerable a los olvidos, en comparación con la Memoria Prospectiva. Sin embargo, pueden presentarse obstáculos para acceder a dicha información, por lo que determinadas acciones pueden no ser recordadas.

Memoria Prospectiva:

Contiene información de actividades o planes que se realizarán en un futuro, ya sea próximo o lejano. Refiere a recordar el momento y la situación en concreto, como así también la actividad a llevarse a cabo; por lo tanto, los datos a retener son bajos y, esto, conlleva a ser susceptibles al olvido.

¿Cómo se clasifica la Memoria en función de la intencionalidad?

Memoria Implícita:

Refiere a un almacenamiento y recuperación de los datos sin intención o de manera inconsciente, los cuales se basan en hábitos perceptivos y motores debido a que se encuentran ligados a la adaptación y a la supervivencia de las especies. La persona no recuerda la forma en que aprendió dicha información, a pesar de que demuestra saberla.

Es un tipo de almacenamiento independiente a la conciencia del sujeto y a su voluntad. Por lo general, es una memoria fiel y de larga y rígida duración, que va siendo integrada al sujeto de manera gradual y se complejiza con la práctica. Ejemplo: caminar, usar una bicicleta, reconocer rostros familiares/conocidos, cepillarse los dientes, vestirse, entre otros. 

Memoria Explícita:

Se trata de recuerdos deliberados y accesibles a nivel consciente que incluyen conocimientos del mundo (memoria semántica) y de experiencias o eventos personales (memoria episódica). Estos datos son de fácil expresión verbal u oral y, se diferencia de la Memoria Implícita ya que el tipo de memoria que se está caracterizando es flexible y cambiante.

Por lo tanto, permite un aprendizaje a partir de comparar y adquirir información cada vez más compleja. Ejemplo: recordar una receta de cocina o una clase de alguna asignatura, recordar el horario de una reunión, entre otros.

¿Cuáles son las estructuras cerebrales involucradas en la Memoria?

A lo largo de la historia, muchos pensadores y, posteriormente, científicos, han buscado conocer el origen y las bases biológicas de esta función cognitiva, como así también investigar qué mecanismos se encuentran implicados en la conversión de la actividad bioquímica de las neuronas en emociones, recuerdos, pensamientos y experiencias subjetivas.

Se destaca que la memoria no es una entidad homogénea ni unitaria, debido a que no existe una zona cerebral específica en donde se almacena la información. Por el contrario, consta de diversos sistemas que dan lugar a la adquisición, retención y recuperación de datos que provienen del entorno. Cada uno de estos sistemas de memoria posee un circuito anatómico, por lo que diferentes lesiones o déficits a nivel cerebral causarían distintas alteraciones en los recuerdos.  

Las estructuras del cerebro involucradas en la memoria son las siguientes: 

Sistema Límbico 

Se trata de un grupo de áreas cerebrales ubicadas en la zona medial del lóbulo temporal. Se conforma por:

  • Formación hipocámpica
    • Hipocampo: papel fundamental en la adquisición de nueva información. Participa desde la codificación hasta la consolidación de los datos, permitiendo que aquellos almacenados en la memoria a corto plazo se trasladen a formar parte de la memoria a largo plazo
    • Circunvolución dentada 
    • Subículo
  • Estructuras parahipocámpicas 
    • Perirrinal
    • Parahipocámpica 
    • Entorrinal: tiene una doble función en la memorización ya que es la vía principal de entrada y salida de la información hacia el hipocampo. Dichos datos llegan desde las cortezas de asociación y salen hacia ellas.
  • Amígdala: esta estructura se ve involucrada en el procesamiento en torno al significado emocional de las experiencias y en el almacenamiento de estos. Es por ello, que le otorga a los recuerdos un carácter desde la esfera emocional.

Diencéfalo

Se encuentra involucrado, junto al sistema límbico, en el almacenamiento de información declarativa en la memoria a largo plazo.

  • Cuerpos mamilares del hipotálamo: la estructura hipotalámica se encarga de adquirir y consolidar nueva información, posibilitando la formación de la memoria declarativa.
  • Núcleo dorsomedial del tálamo: interviene, principalmente, en la recuperación de la información; sin embargo, participa también en el proceso de consolidación. 
  • Núcleo anterior del tálamo: involucrado en la codificación y consolidación del contenido en la memoria a largo plazo. No participa activamente en la recuperación de la información.

Córtex cerebral

En esta estructura es donde se almacenan datos del tipo declarativo de manera permanente (a largo plazo), permitiendo que aquellos nuevos puedan ser asociados con la información ya existente en la memoria. 

Los recuerdos se encuentran formados por redes de neuronas que se distribuyen de manera amplia en la corteza cerebral, y se las conocen como huellas mnésicas. Estas redes se crean cuando diversas neuronas han sido estimuladas por un mismo evento o acontecimiento, por lo que llegan a estar interconectadas por medio de la sinapsis, formando redes. De este modo, los recuerdos son almacenados en las áreas de la corteza cerebral que han participado de esa primera experiencia. 

Aquellas áreas que se ven implicados en los procesos de la memoria son:

  • Córtex parieto-temporo-occipital
  • Córtex frontal

Ganglios basales 

Se trata de una estructura cerebral, la cual es primordial para el aprendizaje motor. Se encuentran implicados en la formación de hábitos, permitiendo facilitar la asociación entre un objeto o evento determinado y una respuesta motora adecuada.

Cerebelo 

Su principal función gira en torno a la coordinación y al aprendizaje motor, por condicionamiento clásico. Además, a partir de esta estructura, es posible adquirir habilidades sensorio-motoras, las cuales determinan la memoria implícita.

Estructuras cerebrales

¿Cuáles son las alteraciones de la Memoria?

Tal como se mencionó anteriormente, diferentes lesiones o déficits a nivel cerebral causarían distintas alteraciones en los recuerdos.

El término amnesia se refiere a la pérdida, total o parcial, de la capacidad para recordar. Refiere a un trastorno en que la memoria se encuentra mucho más afectada que el resto de otras funciones cognitivas.

Estos trastornos pueden clasificarse, dependiendo la duración de la afección, en:

  • Amnesias Persistentes
  • Amnesias Transitorias
Clasificación de las amnesias (persistente, transitoria)

Otra manera de clasificar es a partir de lo postulado en el Manual DSM-IV, donde se plasman subtipos dentro del término amnesia:

  1. Trastorno Amnésico debido a… (enfermedad médica que causa la alteración).
  2. Trastorno Amnésico inducido por sustancias.
  3. Amnesia Disociativa (incluida dentro del trastorno disociativo).

Asimismo, existe otra manera de diferenciar las amnesias al estar relacionadas con el contenido de información al que el sujeto no puede acceder. De este modo, se distinguen:

  • Amnesia Anterógrada
  • Amnesia Retrógrada

¿Qué patologías pueden llevar a que se presenten alteraciones en la Memoria?

El déficit de la función Memoria puede ser consecuencia de enfermedades que afectan al sistema nervioso central. En ciertos casos, esta alteración cognitiva será reversible, mientras que en otros pacientes podrán presentarse como irreversibles o hasta progresivos (observado en procesos degenerativos).

Las patologías que afectarían directa o indirectamente a la Memoria son:

Memoria y Envejecimiento Normal

El proceso de envejecimiento se encuentra acompañado de transformaciones en el sistema nervioso central. Las áreas cerebrales en donde se producen, en mayor medida, estos cambios son en los lóbulos temporales, frontales y parietales, entre los cuales se pueden destacar los siguientes:

  • Cambios neurobiológicos: se disminuye el peso y el volumen cerebral, como así también se presenta pérdida de mielina en los axones.
  • Cambios neurofisiológicos: mínimos cambios, sin constituirse como significativos, en el flujo sanguíneo cerebral. Además, se reduce el impulso nervioso y el control inhibitorio de estímulos externos.
  • Cambios cognitivos: Dificultad para la evocación de palabras en una circunstancia determinada, olvidar nombres de personas conocidas, tener la intención de realizar una acción y, en el momento en que se lo hará, olvidarlo. Asimismo, puede pasar que la persona no recuerde alguna reunión pactada con anterioridad o, por ejemplo, dificultad en recordar datos que no son relevantes para la persona, pero que pueden ser recuperados en otro momento.

Por lo general, los cambios en el envejecimiento normal son leves y no interfieren en la vida cotidiana ni en la funcionalidad de la persona. Sin embargo, existen quejas muy habituales en torno a estos que pueden deberse a:

  • Menor rendimiento de la memoria prospectiva y memoria inmediata
  • Reducción en la capacidad de razonamiento lógico y deductivo
  • Disminución en la habilidad para resolver problemas
  • Ralentización del procesamiento de información 
  • Dificultad para recuperar datos almacenados de manera previa 
  • Dificultad para adquirir nueva información
  • Declive de la memoria explícita

EN EL ENVEJECIMIENTO, NO SE DEBE CONSIDERAR A TODO CAMBIO COMO PATOLÓGICO O COMO UN INDICIO DE UN PROCESO DE ENFERMEDAD O INVALIDEZ PARA LA PERSONA. SIN EMBARGO, ANTE ESTAS QUEJAS PUEDE CONSULTAR A UN PROFESIONAL MÉDICO QUIEN LE REALIZARÁ UNA EVALUACIÓN PARA DESCARTAR CUALQUIER TIPO DE ENFERMEDAD NEURODEGENERATIVA.

Envejecimiento normal

¿De qué se trata la Evaluación Neuropsicológica de la Memoria?

La mayoría de los pacientes y/o sus familiares, llegan a consulta en torno a quejas por olvidos recurrentes y dificultades en la memoria que podrían conformar uno de los síntomas primarios ligados a patologías demenciales. En el envejecimiento normal como así también en los estadios iniciales de un proceso demencial, pueden presentarse cambios a nivel cognitivo con diferencias muy sutiles, por lo que es necesario realizar una evaluación neuropsicológica profunda para discriminar si existe o no una patología.

Para este tipo de abordajes, es necesario valorar diferentes cuestiones con motivo de seleccionar la mejor manera de evaluar a cada sujeto para, de este modo, obtener mayores datos:

Historia médica:

Recopilar informes y evaluaciones anteriores que disponga la persona, lo que nos brindará mayor información y permitirá no repetir valoraciones realizadas con anterioridad

Este primer paso debe hacerse previo a entrevistar al paciente y/o familiares ofrece una valiosa información: inicio, curso y evolución de la enfermedad, diagnósticos anteriores, dificultades, tratamientos realizados hasta la fecha.

Cabe destacar que es importante tomar registros por parte de los familiares o cuidadores del paciente (¿Qué información pueden aportar acerca de estos cambios?).

Decidir la batería de instrumentos de evaluación:

Los mismos deben ser acordes a las posibilidades del paciente: características personales, tiempo que dispone, entre otros. Dichas técnicas estarán sujetas a un rastreo cognitivo profundo, no solo de la memoria sino también de otras funciones superiores cognitivas. Asimismo, se deben tener en cuenta exámenes médicos, de neuroimagen, aparte de las valoraciones neuropsicológicas.

A partir del conocimiento del estado cognitivo del paciente (identificar fortalezas y debilidades en torno a sus capacidades intelectuales), por medio de la información recabada, se dará lugar a un posible diseño de programas de estimulación cognitivas que tengan en cuenta las alteraciones y particularidades del paciente.

¿En qué consiste la rehabilitación o estimulación cognitiva en alteraciones de la Memoria?

¿Qué es la Estimulación o Rehabilitación Cognitiva?

Se trata de un grupo de herramientas o procedimientos que se direccionan a conseguir un máximo y adecuado rendimiento de las funciones cognitivas del sujeto, con la consecuente repercusión en la realización de sus actividades cotidianas y en la adaptación a nivel social, familiar y laboral. Este conjunto de técnicas aborda diferentes patologías como ser enfermedades neurodegenerativas, traumatismo craneoencefálico, ACV, tumores cerebrales o epilepsia. 

Para el diseño de un programa de Rehabilitación Cognitiva, es necesario tener en cuenta ciertos aspectos:

  • Ser individualizada: adaptarse a los objetivos, necesidades y particularidades del paciente.
  • Compromiso e implicancia de los familiares y terapeutas.
  • Trabajar desde un enfoque multidisciplinar: esto es fundamental cuando la persona tiene alteraciones tanto cognitivas, físicas, funcionales, lingüísticas y emocionales.
  • Debe direccionarse a cambios funcionales.
  • Realizar evaluaciones de manera recurrente para que, de este modo, sean revisados los objetivos que se alcanzaron y proponer nuevas metas teniendo en cuenta el curso de las alteraciones.
  • En el caso de la etapa de envejecimiento, los objetivos de la estimulación cognitiva giran en torno a…
    • Retrasar las manifestaciones primarias de la sintomatología del deterioro cognitivo
    • Ralentizar el proceso de pérdida de capacidades 
    • Disminuir el impacto funcional de las alteraciones en la vida cotidiana del paciente, con el fin de aumentar la autonomía personal.
    • Estimular las habilidades mentales.
    • Fortalecer las redes sociales.
    • Prevenir el estrés, evitando la aparición de conductas anómalas a causa de alteraciones emocionales y/o psicológicas.
    • Mejorar la calidad de vida de la persona, familiares y/o cuidadores.
    • Promover forjar la propia identidad, al mejorar el estado de salud como así también la autoestima.

¿Cuáles son las estrategias utilizadas en la Rehabilitación o Estimulación Cognitiva en torno a la Memoria?

Las estrategias o procedimientos que se utilizan pueden clasificarse de la siguiente manera:

  • Repetición
  • Estrategias de Centralización
  • Organización
  • Estrategias de Elaboración

Aprende más sobre Terapia Neurocognitiva

A continuación te comparto algunos videos sobre memoria, alzheimer, deterioro cognitivo leve. Puedes seguirnos en nuestro canal de Youtube

Masterclass Evaluación Neurocognitiva en el adulto

Deterioro Cognitivo Leve de único dominio

Deterioro cognitivo leve amnésico

Cómo funciona el tratamiento para el Deterioro Cognitivo Leve

Deterioro Cognitivo Leve multidominio

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Chatea con nosotros