Atención: Definición y características

Artículo de la atención

Atención: Definición y características

Se define a la atención como un mecanismo de acceso que permite llevar a cabo cualquier actividad mental, en otras palabras, la antesala de la cognición, funcionando como un filtro a través del cual se selecciona, prioriza, procesa y supervisa la información. 

El sistema nervioso es capaz de recibir continuamente una enorme cantidad de estímulos perceptivos tanto del organismo como del entorno.

El cerebro tiene la capacidad de procesamiento limitada, por lo que genera un desfase negativo entre la cantidad de estímulos que ingresan al sistema nervioso y su menor capacidad para procesar las informaciones que recibe.

Es por esto, que resulta necesario un sistema que establezca prioridades, seleccionando secuencialmente los estímulos, filtrando los que sean necesarios y dejando de lado los irrelevantes.  

Por otro lado, la atención es una función fundamental para la supervivencia, ya que, si no existiera este sistema de recepción de estímulos, sería imposible responder de manera adecuada a las demandas del entorno. 

Atención artículo madre

Características

La atención permite poner en foco de manera selectiva el interés hacia un estimulo determinado, activando, desechando, inhibiendo o filtrando las informaciones que no sean relevantes. 

Sus principales características son: 

Características del proceso de atención

¿Qué es la atención?

  1. La atención es un sistema neural complejo, es decir, que no existe una sola estructura que gestione los procesos atencionales, sino que participan diversas estructuras del encéfalo, las cuales interactúan de manera armónica y coordinada para llevar a cabo las diferentes modalidades de la atención.

    Este mecanismo implica la permanente interactividad entre diferentes estructuras ubicadas en el tronco cerebral, el subcortex y en la corteza cerebral de asociación.
  2. Es un sistema multimodal, esto refiere a que la atención se encuentra en el centro de múltiples subfunciones, desde las más pasivas hasta las de mayor selectividad y esfuerzo cognitivo.

    La multimodalidad necesita disponer de orientación, concentración, adecuados niveles de alerta, velocidad de procesamiento, selectividad, motivación, dirección y alternancia. 

  3. Filtro selectivo. Como se mencionó anteriormente, a través de la atención es que se decide qué estímulos son más relevantes, dándoles prioridad y enfocando la actividad para luego procesarla en el sistema nervioso. 
  4. Es un sistema jerárquico, es decir, que las distintas modalidades de la atención forman una estructura piramidal, en cuya base se encontrarían aquellos procesos atencionales más pasivos e involuntarios, mientras que los procesos con mayor peso cognitivo, de tipo voluntario y activo se situarían en la cúspide. 
  5. La atención es un proceso activo, ya que se adapta a las distintas contingencias, modificando su intensidad en función de las necesidades. Este carácter dinámico brinda a las respuestas adaptativas un mayor grado de flexibilidad. 
  6. La atención, además permite supervisar y regular los procesos cognitivos, desde los más básicos hasta los más complejos. Interfiere tanto en el proceso de recepción de información hasta en la supervisión de la actividad mental, a partir de un sistema de monitoreo. Por lo que resulta muy difícil separar la atención de la función ejecutiva.

Lectura recomendada: El Alzheimer

Modalidad de la atención

La atención abarca un amplio espectro, debido a que participa en los procesos más pasivos e involuntarios como la respuesta de orientación y también lo hace en la gestión de tareas complejas.

Existen dos niveles en la modalidad de la atención: atención pasiva y atención activa.

Atención Pasiva:

Es una modalidad de atención más inespecífica y rudimentaria, la persona en este caso no se dirige intencionalmente a un objeto o situación y tampoco ejerce algún tipo de esfuerzo voluntario.

La atención pasiva se caracteriza porque no está vinculada con motivos, intereses inmediatos o necesidades. Se incluyen dos, el estado de alerta y la respuesta de orientación.

  • Estado de alerta: permite que el sistema nervioso disponga de suficiente energía para la recepción inespecífica de las informaciones externas e internas.  Habitualmente se distinguen dos modalidades en el estado de alerta: fásica y tónica.
  • La alerta fásica es un estado de preparación para procesar un estímulo en el que se involucra el tiempo que transcurre entre la señal de aviso y el inicio de la respuesta.
  • La alerta tónica, o atención tónica, es el umbral de vigilancia mínimo que se necesita para mantener la atención durante la realización de una tarea prolongada.
  • Respuesta de orientación: es el conjunto de reacciones que experimenta el organismo ante un estímulo novedoso, inesperado e inusual.  
Que es la atención pasiva

Atención activa:

En este proceso participan los aspectos motivacionales del individuo. Refiere una actuación intencionada y consciente con una utilidad práctica.

A partir de que se dispone de suficiente nivel de activación psicofísica para permitir el acceso a nueva información al sistema nervioso, se pone en juego el proceso de atención deliberada, la cual tiene diferentes modalidades: selectiva, alternante, dividida, focalizada y sostenida. 

  • Selectiva: refiere a la capacidad para mantener una respuesta específica ante un estímulo, a pesar de tener varios estímulos simultáneos entre si que resultan distractores. 
  • Alternante: tiene que ver con la capacidad para poner el foco de atención en múltiples destinos, cambiando de uno a otro, desplazándose entre varias tareas que exijan diferentes respuestas cognitivas. 
  • Dividida: es la capacidad de atender a varios estímulos y tareas de manera simultánea o a diferentes demandas mientras se realiza una tarea. 
  • Focalizada: refiere a la capacidad de dar respuesta de modo diferenciado a estímulos sensoriales específicos. Esto permite el procesamiento de determinados estímulos, mientras se ignora a otros irrelevantes. 
  • Sostenida: capacidad para emitir y mantener una respuesta ante un determinado patrón de estímulos, durante un determinado lapso. 
Qué es la atencion activa

Bases neurológicas de los procesos atencionales

Como se mencionó anteriormente, la atención es un proceso multimodal en el que se involucran diversas estructuras del sistema nervioso central.

atgención
Fuente: Cómo funciona el cerebro humano – Claves! (2020)

El procesamiento neurofisiológico de la atención atraviesa diversas fases, en la que actúan varias estructuras neuroanatómicas ubicadas a lo largo del tronco cerebral y el cerebro, siendo la corteza asociativa el final de trayecto de los procesos atencionales.

1. Formación reticular tronco encefálica y talámica

La actividad de la formación reticular regula el mantenimiento del estado de alerta, la cual se encuentra ubicada en el tronco cerebral y en el tálamo, incluyendo también las fibras que conectan las diferentes áreas corticales y subcorticales. 

Al tratase de la atención primaria que subyace en todos los procesos cognitivos, motores y perceptivos, resulta imprescindible que el organismo disponga de un sistema suficiente de “encendido”.

Por lo tanto, es gracias a la formación reticular que se dispone de un nivel adecuado de alerta que permite el procesamiento sensorial de los estímulos que ingresan al cerebro. El sistema reticular excita al tálamo y este a su vez al córtex cerebral. 

El tálamo, está implicado en dirigir activamente cada estímulo a los canales perceptivos adecuados, así como también regula la intensidad de estos.

Si se produjera una inactivación momentánea de los núcleos de la formación reticular, disminuiría drásticamente el nivel de alerta, que podría llegar a casos extremos como un estado de coma, y en casos menos graves el descenso del nivel de alerta podría estar relacionado con trastornos del pensamiento de tipo cofabulatorio.  

2. Ganglios Basales

Constituyen un sistema de interfaz atencional, que establece un puente entre la formación reticular, la corteza cerebral y el sistema límbico. El putamen y el caudado cumplen las siguientes funciones:

• Transmitir informaciones al córtex permitiendo el procesamiento selectivo y focalizado de la atención.

• Conectar con diversas estructuras del sistema límbico como la amígdala, dando lugar a que los procesos emocionales se integren con los procesos atencionales.

3. Giro cingulado y córtex heteromodal 

La información que proviene del tálamo y de los ganglios basales llega a la zona anterior del giro cingulado y al córtex heteromodal asociativo.

Los procesos de localización, regulación y activación del nivel de alerta y determinación de la pertinencia del estímulo son competencias del córtex cerebral.

Aun cuando los cuatro lóbulos externos están implicados en el control de la atención, son los lóbulos frontales y parietales los que tienen más relevancia en este proceso. El procesamiento de la atención es regulado desde el córtex por sistemas interdependientes, los cuales están localizados en los lóbulos cerebrales. 

  • Lóbulo parietal: Es el que se ocupa de preparar mapas sensoriales para el control de la atención.

    Existe una asimetría atencional en el lóbulo parietal ya que, en sujetos normales, la atención dirigida al campo visual derecho activa en mayor magnitud a la corteza cerebral derecha, mientras que la atención dirigida al campo visual derecho activa tanto el hemisferio izquierdo y el derecho. Por lo que, habría mayor implicancia del hemisferio derecho. 
  • Área prefrontal: Conforma el final del trayecto del proceso atencional, la cual tiene numerosas subfunciones muy ligadas al control de la atención, tales como la regulación atencional de actividades que requieran de planificación gracias al sistema ejecutivo prefrontal, el control de la atención sostenida sin dispersión atencional, el control de la atención focalizada dirigiendo el foco hacia el lugar correcto y el control de movimientos sádicos oculares a través de los campos visuales.

Alteraciones neuropsicológicas de la atención

Los trastornos de atención suelen estar relacionados con un daño cerebral adquirido, sin embargo, también pueden encontrarse en diversos cuadros tales como el envejecimiento, el deterioro cognitivo leve, la demencia, la adicción a drogas y los trastornos del desarrollo; por otro lado, los trastornos de la atención también son frecuentes en patologías psiquiátricas tanto como la esquizofrenia, la depresión o el trastorno bipolar. 

Este tipo de alteraciones siempre tiene repercusiones en el rendimiento cognitivo, debido a que limitan la eficiencia de numerosos dominios como la memoria, la percepción, el lenguaje o el funcionamiento ejecutivo.

Los niveles de afectación de la memoria son variables, los cuales oscilan desde el coma vegetativo de larga duración a las alteraciones reversibles tales como el síndrome confusional. 

Se puede clasificar los trastornos de atención del siguiente modo:

AprosexiaCuando la carencia de atención es absoluta, como sucede en el estado de coma profundo
HipoprosexiaCuando existe una disminución de la capacidad atencional, el cual puede oscilar desde niveles más ligeros, como el síndrome confusional, hasta los casos más graves como el mutismo acinético.
HiperprosexiaRefiere a la excesiva actividad atencional, como en los casos de trastornos delirantes. 
ParaprosexiaCuando existen fluctuaciones intensas de la atención, como se puede observar en la fase maníaca del trastorno bipolar. 

¿Cómo evaluar la atención?

Para explorar detalladamente los procesos atencionales resulta fundamental la utilización de pruebas específicas, sin embargo, la valoración no puede estar solo basado en evaluaciones de corte cognitivo.

Deben contemplarse también los problemas que el paciente presenta en la vida cotidiana, generalmente se utilizan escalas funcionales que aportan información acerca de la repercusión de los déficits atencionales en la autonomía del paciente.

Asimismo, se pueden aplicar otros métodos de recogida de información, tales como entrevistas, cuestionarios, diarios o listas, o se puede también utilizar la observación directa. 

Sin embargo, no se puede limitar la interpretación de los resultados de las pruebas simplemente por si la puntuación obtenida se encuentra por encima o por debajo de la media.

Ya que existen una gran cantidad de variables que influyen en la evaluación, ya sean psicológicas o socioculturales, tales como el nivel cultural, el grado de motivación, la edad, la actitud del paciente, su estado emocional, dificultades amnésicas, déficits de comprensión, etc.

El control de estas variables, la observación de los aspectos no formales, el conocimiento del paciente, de los modelos teóricos y de los test pueden ofrecer mayores garantías a una correcta interpretación de resultados.

Algunas baterías específicas de evaluación de la atención

Las baterías son instrumentos diseñados para la valoración de un proceso cognitivo específico. Existe una gran cantidad de pruebas e instrumentos en el mercado, por lo que la selección del instrumento más adecuado debe basarse en las características clínicas del paciente, en el grado de sensibilidad, en la fiabilidad y la validez de la prueba. 

  • Test of Attentional Performance de Zimmermann y Fimm (2001). Se dirige a la evaluación computarizada de la negligencia.
  • Behavioural Inattention Test de Wilson, Cockburn y Halligan (1987). Es una batería compuesta parcialmente por pruebas tradicionales de heminegligencia. 
  • Test of Everyday Attention de Robertson et al. (1994). Está determinado por el interés en crear un instrumento con suficiente validez ecológica, está constituido por tareas que recuerdan a situaciones de la vida diaria: cocinar comidas sencillas y complejas (permite evaluar la seguridad al cocinar), usar guías de teléfonos, realizar llamadas para pedir información, buscar datos en libros de registro, leer mapas o buscar direcciones; las relaciona, además, con los diferentes componentes atencionales, tales como atención selectiva, memoria de trabajo, atención sostenida o atención dividida.

Rehabilitación Neuropsicológica de la atención

En la práctica de la rehabilitación neuropsicológica, no se puede dejar de lado la influencia de los aspectos emocionales (irritabilidad, ansiedad, depresión), conductuales (impulsividad, frustración, etc.) y los problemas físicos (déficits motores, cambios sensoriales, dolor, etc.) sobre los cognitivos, y viceversa.

Por esto es que, resulta importante llevar a cabo un abordaje que integre múltiples perspectivas, y combine actividades cognitivas y motoras sin obviar los problemas emocionales que puede generar la disfunción cognitiva.

Abordar desde un único modelo no es suficiente para contemplar la diversidad y complejidad de las alteraciones de atención, por lo que se recomienda un enfoque amplio de rehabilitación.

Así, este enfoque tiene en cuenta modelos de recuperación, cognición, evaluación, emoción, conducta, compensación y aprendizaje.

Sohlberg y Mateer (2001) sostienen que los principios en los que debe basarse un plan de rehabilitación neuropsicológica en general y atención en particular son los siguientes:

  • Partir de modelos teóricos de referencia. Un ejemplo de ello sería el programa Attention Process Training basado en el modelo clínico de atención que divide esta función en cinco componentes (focalizada, sostenida, selectiva, alternante y dividida). 
  • Utilizar tareas o actividades jerárquicamente organizadas, es decir, se deben ordenar los ejercicios de manera jerárquica permitiendo la repetición y estimulación del objetivo, el cual subyace al proceso. 
  • Propiciar la suficiente repetición. Las tareas deben realizarse con la suficiente intensidad para conseguir la mejora del proceso de atención.
  • Para la toma de decisiones del tratamiento deben considerarse como base los datos sobre el rendimiento del paciente obtenidos en la evaluación. 
  • Facilitar activamente la generalización del tratamiento. Los pacientes deben tener la oportunidad de aplicar los ejercicios de atención que se trabajan en las sesiones de rehabilitación a la vida diaria.
  • Ser flexible en la adaptación de los objetivos del tratamiento a cada paciente. 

Modelo de rehabilitación de la orientación

Por otro lado, dentro del enfoque específico para la rehabilitación de los procesos atencionales, Ben-Yishay (1987) introdujo el modelo de rehabilitación de la orientación. Esta aproximación consta de cinco módulos u objetivos diferenciados y presentados de manera jerarquica:

Primer módulo.

Este módulo se dirige a trabajar la atención y la reacción del paciente ante determinados estímulos del ambiente, a partir de la presentación de diferentes estímulos visuales mediante un ordenador.

El sujeto debe responder a un estímulo concreto y a continuación recibe retroalimentación inmediata sobre su respuesta con el objetivo de mejorar su atención y respuesta.

Segundo módulo.

El objetivo en este módulo refiere a mejorar la velocidad de respuesta en relación a los cambios del ambiente. Para esto se busca que el paciente tenga una actitud de preparación para la respuesta, seleccione el estímulo apropiado, mantenga su atención en él y mejore la velocidad con la que responde.

Tercer módulo.

El objetivo consiste en controlar los procesos de atención, para ello se entrena al paciente a buscar e identificar la presencia de determinados estímulos.

El paciente debe monitorear continuamente su entorno, mejorando su capacidad de concentración y la inhibición de respuesta inadecuada.

Cuarto módulo.

La estimación del tiempo es el cuarto objetivo y refiere a que el paciente aprenda a mantener su atención internamente.

Quinto módulo.

En este último módulo, se entrena al paciente para sincronizar la respuesta con ritmos complejos. El paciente debe aprender a escuchar un ritmo formado por una secuencia de tonos, internalizarlo y anticipar.

Aprende más sobre Terapia Neurocognitiva y atención

A continuación te comparto unos videos sobre atención, terapia neurocognitiva, deterioro cognitivo leve y mucho más. Te invito a seguirnos en nuestro canal de Youtube

Evaluación Neurocognitiva

Cómo tener mente y cuerpo sano

La importancia del sueño y la vigilia

¿Qué es el Alzheimer y cómo afecta en la salud?

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Chatea con nosotros