Traumatismo craneoencefálico: Clasificación y lesiones

Traumatismo craneoencefálico

Traumatismo craneoencefálico: Clasificación y lesiones

El traumatismo craneoencefálico (TCE) es una de las causas más importantes de daño cerebral y de alteraciones neuropsicológicas. De hecho, es la manera más frecuente de daño cerebral y constituye el campo de intervención más común en la práctica de neuropsicología. Este puede suceder en todas las edades y significa, también, la causa principal de déficit cognitivo en adultos jóvenes y niños. 

La Asociación Nacional de Daño Cerebral de Estados Unidos define al TCE como un impacto en el cerebro generado por una fuerza externa que puede causar alteraciones a nivel de conciencia, teniendo como resultado una disminución de las capacidades cognitivas y/o físicas. 

Traumatismo craneoencefálico
Fuente: Trauma craneoencefálico: ¿Cómo pronosticar? (2019)

Gracias a los avances de la medicina y el progreso tecnológico ha sido posible el incremento en el número de personas que sobreviven a estas lesiones.

Sin embargo, tienen como consecuencia una serie de déficits cognitivos, físicos y conductuales que no solo afectan al individuo sino también a su entorno más próximo. Estas personas necesitan de una amplia intervención médica y rehabilitadora, lo cual, también requiere de un proceso de readaptación. 

Clasificación de Traumatismo Craneoencefálico

Los traumatismo craneoencefálico pueden ser:

1. Lesiones abiertas:

Refiere en general al daño local, acompañado de síntomas focales y de un gran riesgo a epilepsia traumática. Las lesiones abiertas refieren a una perforación ósea, herida tisular y ruptura traumática de la duramadre como resultado de un impacto sobre el cráneo.

Hay un riesgo aumentado de infecciones debido a la masa encefálica con el exterior. La particularidad de estas lesiones es que no siempre provocan perdida de la conciencia, por lo que los afectados pueden pedir ayuda. 

2. Lesiones cerradas:

Estas lesiones suelen estar acompañadas de pérdida de conocimiento, la cual es consecuencia de la deformación de las fibras de la formación reticular ubicadas en el tronco cerebral.

La persona puede perder la conciencia durante varios minutos o varios días, la duración del coma es proporcional al déficit neuropsicológico.

El daño cerebral producido por lesiones cerradas tiene efectos más difusos sobre las funciones cognitivas en comparación a las heridas abiertas. El efecto golpe-contragolpe no solo provocan lesiones en el lugar sino también en el lado opuesto del cráneo por contusión o magulladura.

Las lesiones microscópicas por torsión o cizallamiento de fibras son más habituales en los lóbulos temporales y frontales. La contusión tanto como la torsión de fibras genera hemorragia, la sangre funciona como masa en crecimiento que aumenta la presión en las estructuras de su entorno. 

Según donde esté ubicada la lesión, se puede clasificar los traumatismos como:

  • Epicraneales: refiere a las lesiones producidas en el exterior del cráneo y no hay presencia de secuelas cognitivas. 
  • Craneales: es cuando las lesiones se producen en el interior del cráneo, localizándose en meninges, sin necesariamente llegar al encéfalo. Presentan secuelas neuropsicológicas que pueden ser consecuencia del efecto compresivo que ha sido ejercido sobre el encéfalo.
  • Encefálicas: las lesiones llegan al encéfalo y producen secuelas tanto neurológicas como neuropsicológicas debido a un daño del tejido neuronal.
Traumatismo craneoencefalico

¿Cómo medir la gravedad del cuadro del traumatismo craneoencefálico?

Para poder tomar decisiones clínicas, la severidad de los TCE se puede medir a partir de diferentes variables como el grado de nivel de conciencia, la duración de amnesia post traumática (APT) y el tipo de lesión que puede detectarse a partir de técnicas de neuroimagen.

La amnesia postraumática refiere al periodo de confusión en el que se recupera el nivel de conciencia. En este momento, las personas no son capaces de adquirir nuevos aprendizajes, se encuentran desorientados en espacio, tiempo y persona y tampoco pueden mantener la atención.

Por lo que, no es posible hacer un examen válido de las funciones cognitivas debido al déficit del nivel de alerta. La duración de este puede oscilar entre minutos, horas, días y semanas. Se correlaciona altamente con la gravedad del cuadro y con las secuelas cognitivas posteriores, por lo que se lo considera el mejor predictor. 

Desde las variables anteriormente mencionadas es que puede predecirse de alguna forma las secuelas posteriores y se utilizan para categorizar los TCE en leves, moderados o graves. Sin embargo, la gravedad de los TCE está definidos generalmente por la escala de Glasgow.

Esta escala recoge la respuesta ocular, verbal y motora tras la lesión y la puntuación oscila entre 3 y 15, siendo el TCE más leve cuanto más elevada sea la puntuación.

Según la GCS inicial, la gravedad de la lesión se clasifica en leve (14-15 puntos), moderada (9-13 puntos) y grave (1-8 puntos).

Traumatismo craneoencefálico leve:

Este tipo de traumatismo craneoencefálico se caracteriza por una perdida de conciencia por no más de 20min, la amnesia postraumática no sobrepasa la hora, tampoco habría presencia de déficits neuropsicológicos.

Por otro lado, puede presentar en algunos pacientes un conjunto de síntomas conocido como el “síndrome posconmocional” el cual se caracteriza por sensibilidad a ruidos y a la luz, dolor de cabeza, reducción de velocidad de procesamiento, irritabilidad, fatiga, problemas de concentración y memoria, cansancio, depresión y ansiedad. 

Estos síntomas pueden explicarse por la presencia de alteraciones de neurotransmisores o microlesiones difusas, estos desaparecen en poco tiempo, pero puede suceder que persistan en forma de déficits neuroconductuales con ansiedad, síntomas depresivos y frustración gasta un año después del traumatismo.

Ante esta situación se debe realizar una evaluación sobre los cambios, seguimiento y orientación para desarrollar estrategias adaptativas. 

Traumatismo craneoencefálico moderado y grave:

En estos casos el coma es superior a 20min y la duración del APT es mayor a 1hr, a su vez los cambios conductuales y cognitivos serán más importantes y dependerán de la localización y extensión del daño cerebral.  

Los traumatismos graves suelen combinar lesiones focales generalmente frontal y temporal, con difusas. Es por esto que es común que se vean afectadas casi todas las funciones superiores, estas pueden ser déficits de atención/concentración, memoria y aprendizaje, lentitud y fatiga, falta de iniciativa, dificultades en la planificación, cambios conductuales, entre otros. 

Te invito a aprender en nuestro Instagram y canal de Youtube

By: Stefania Pérez – Martín Jozami

Aprende más sobre Deterioro Cognitivo Leve

Masterclass Evaluación Neurocognitiva en el adulto

Cómo tener mente y cuerpo sano

La importancia del sueño y la vigilia

¿Qué es el Alzheimer y cómo afecta en la salud?

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Chatea con nosotros