Tratamiento no farmacológico de la enfermedad de Alzheimer: estrategias de estimulación cognitiva

Tratamiento no farmacológico

Tratamiento no farmacológico de la enfermedad de Alzheimer: estrategias de estimulación cognitiva

Las medidas y tratamiento no farmacológico para tratar la enfermedad de Alzheimer están dirigidas a dar soporte médico, social y afectivo al paciente, a la familia y a los cuidadores para evitar la progresión de la enfermedad y la aparición de complicaciones.

Las áreas cognitivas que se buscan rehabilitar son la memoria, la orientación, la atención, la resolución de problemas, el lenguaje, la visopercepción y la planificación en los pacientes.

Tratamiento no farmacológico para el Alzheimer: Intervenciones

Las intervenciones que se pueden realizar son variadas y buscan mantener las funciones cognitivas del paciente, tratar sus problemas de conducta, disminuir su dependencia y reforzar el núcleo familiar para tratar de optimizar la dimensión humana del mismo.

Ya que el objetivo final de estas técnicas consiste en mejorar la calidad de vida, salud del paciente, familiares y cuidadores en las diferentes fases de la enfermedad, promoviendo la independencia, enlenteciendo el grado de deterioro y optimizando la funcionalidad y el rendimiento cognitivo general del enfermo.

Una de las principales intervenciones es la rehabilitación neuropsicológica, que se realiza por medio de la estimulación cognitiva, la cual ha demostrado ser eficaz tanto en los trastornos asociados al envejecimiento como en las enfermedades degenerativas como el Alzheimer.

La misma tiene por objetivo retrasar el avance de la enfermedad, buscando mantener y fortalecer el funcionamiento actual del paciente para evitar un deterioro mayor, enlenteciendo el proceso de pérdida de capacidades y reduciendo el impacto funcional de la sintomatología en la vida cotidiana del mismo.

Es decir, que la estimulación cognitiva busca llevar al máximo el rendimiento de las capacidades que están conservadas en el enfermo, lo cual puede generar mejorías en las diferentes esferas de la salud a nivel cognitivo, funcional, psicosocial, emocional,  motriz y en relación a su autonomía.

Objetivos del tratamiento no farmacológico

Estos son los principales propósitos de generar una tratamiento no farmacológico con un paciente:

  • Estimular y mantener las capacidades mentales
  • Evitar la desconexión del entorno
  • Aumentar la autonomía personal del paciente
  • Incrementar la propia identidad y autoestima
  • Potenciar las relaciones sociales
  • Proporcionar seguridad
  •  Atenuar el estrés
  • Evitar reacciones psicológicas anómalas

Planificación de la intervención terapéutica en pacientes con Alzheimer

A la hora de planificar la intervención terapéutica se debe determinar en qué fase de la enfermedad se encuentra el paciente y cuáles son las capacidades afectadas y conservadas del mismo para que las estrategias que se planifiquen, se realicen en función de su situación específica.

Las intervenciones cognitivas entonces, son un conjunto de métodos y estrategias que pretenden mejorar las capacidades o rendimientos del paciente, situándose en el contexto general del tratamiento, con la consiguiente repercusión funcional y adaptación social y familiar.

Para que un paciente inicie un tratamiento de este tipo, es fundamental conocer y respetar su entorno, sus tradiciones y costumbres sociales y familiares.

Es por ello, que el profesional debe intentar trabajar en lo posible, en forma conjunta con el paciente, sus familiares y su entorno.

Se considera que es imposible establecer una metodología y materiales válidos para todo tipo de pacientes y entornos socioculturales  y por ello las intervenciones son personalizadas, teniendo en cuenta la situación de cada paciente y sus familiares y cuidadores.

Por consiguiente, es de suma importancia conocer el estado clínico general del paciente, el estadio evolutivo de la enfermedad, si presenta o no sintomatología psiquiátrica, el tipo de tratamiento farmacológico que tiene, su personalidad previa, su nivel sociocultural y las características de su entorno.

También es muy importante tener en cuenta, el papel que cumplen la motivación, la afectividad y  el cansancio en el rendimiento del individuo.

Propuestas de intervención cognitiva para pacientes con Alzheimer

Las propuestas de intervención cognitiva en la EA pueden estar compuestas por diferentes combinaciones de técnicas. Algunas de dichas intervenciones son las siguientes:

1. Orientación a la realidad:

Este tratamiento no farmacológico implica presentarle al paciente información relacionada con la orientación, que incluya el tiempo, el espacio y la persona, lo cual puede proporcionarle una mayor comprensión de aquello que lo rodea y producir un aumento de la sensación de control, de autoestima y mejorar la socialización del paciente.

Por lo tanto, el objetivo de este abordaje es reducir el impacto de la desorientación temporal, espacial y personal por medio del suministro constante de información que facilite la orientación.

De esta manera, el paciente con EA recibe repetidamente datos básicos acerca de la realidad, como la fecha, el momento del día y la estación del año, con la idea de que esto le permita una mejor comprensión de su entorno.

Para ello, es importante que la información sea brindada de forma clara por medio de la voz, de la mirada y del contacto físico. También pueden utilizarse diferentes recursos como relojes, calendarios y dibujos.

2. Reminiscencia:

Consiste en traer a la conciencia sucesos y experiencias vividas en el pasado. Ello puede ser complementado con fotos, música, objetos y videos. También se puede estimular el recuerdo de acontecimientos políticos o sociales, de modas musicales o de vestimenta.

3. Ayudas externas de la memoria:

Libros de notas, diarios, agendas, listas, pizarras y calendarios son una estrategia útil en la rehabilitación neuropsicológica para mantener la funcionalidad de los pacientes. Es importante mantener estos recordatorios siempre en el mismo lugar.

La activación cerebral, la gimnasia mental, el entrenamiento cognitivo y los hábitos de aprendizaje permiten a los pacientes con enfermedad de Alzheimer, a mejorar su funcionalidad.

4. Musicoterapia:

La música puede ser de utilidad en todos los estadios de la enfermedad realizando un tratamiento no farmacológico, teniendo en cuenta el ritmo y la coordinación, como así también los juegos de activación física y del esquema corporal.

5. La estimulación psicomotriz y el ejercicio físico

Pueden estimular el desarrollo de neuronas nuevas en el hipocampo y mejorar la función cognitiva, además de los efectos positivos que tienen sobre la salud cardiovascular y el estado de ánimo.

6. Las actividades sociales y cognitivamente estimulantes.

Se basa en las actividades sociales con amigos, familiares o personas de su circulo cercano; donde realicen actividades estimulantes para el cerebro

Aspectos importantes para crear un ambiente agradable y seguro para los pacientes con Alzheimer

Además de la estimulación cognitiva, se considera muy importante tener en cuenta ciertos aspectos que hacen a la calidad de vida del paciente en su día a día y que implican crear un ambiente agradable y seguro para el mismo.

Para ello, son esenciales los siguientes aspectos:

  • Mantener la comunicación mediante frases cortas y simples con un tono claro, repitiendo varias veces la información importante si fuera necesario
  • Establecer rutinas que organicen el día a día del paciente, manteniendo la mayor constancia posible
  • Mantener el hogar del enfermo lo más seguro posible para evitar lesiones
  • Mantener la independencia de la persona el mayor tiempo posible con el fin de conservar su autoestima y a su vez, disminuir la carga en el cuidador
  • Intentar ser comprensivo y tolerante. Evitar los comentarios negativos y discusiones que pudieran generar estrés en el paciente
  • Respetar los gustos y las costumbres del paciente
  • Ser receptivos, expresar empatía y comprender las emociones y sentimientos del paciente
  • Prestar atención a los defectos auditivos y visuales para poder corregirlos
  • Mantener una buena higiene, hidratación y un estado nutricional adecuados en el paciente e incorporar la realización de ejercicio físico a su rutina

La rehabilitación neuropsicológica en los pacientes que presentan enfermedad de Alzheimer, debe diseñarse de manera personalizada, teniendo en cuenta,  las necesidades del mismo y el estadio evolutivo de la enfermedad en el que se encuentra al momento de la intervención.

En todos los casos, el objetivo de la terapia debe ser lograr bienestar en el individuo y favorecer una mejor calidad de vida.

Te invito a aprender en nuestro Instagram y canal de Youtube

By: Clara Espeche – Martín Jozami

Aprende más sobre Terapia Neurocognitiva

Masterclass Evaluación Neurocognitiva en el adulto

¿Cómo se produce el Alzheimer en el cerebro?

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Chatea con nosotros